rene alinco1

El ex diputado y ex PPD, René Alinco se refirió a los bullados casos Penta-SQM, que mantienen en turbulencias a la política y sumergida en una crisis profunda de credibilidad por parte de la ciudadanía.

En ese sentido, en conversación con el diario La Segunda, el ex parlamentario arremete con todo contra el Congreso, calificándolo como un “búnker” en el que “la hipocresía está en todos los pasillos”, a su vez que barre el piso con todos los políticos de izquierda que fueron a pedirle plata a Soquimich para financiar sus campañas políticas.

Pues bien, el ex parlamentario, hoy radicado en Aysén y enfocado en los trabajos de construcción se mostró aliviado por salir del Congreso y destacó que “afortunadamente no me aburguesé”. Por otro lado admitió que “uno en el Congreso se defrauda, porque cuando planteas la idea de realizar cambios, la mayoría mira para el lado”.

Cuenta que cada vez que vio cosas truchas o que no debían ser recurrió a la Comisión de Ética o lo dijo en la sala, sin embargo y tal como lo dijo hace un tiempo, reiteró que un ejemplo de que la Comisión de Ética “vale callampa”, “es que realicé una denuncia sobre asesorías que efectuaron dos diputados a Codelco. Yo reclamaba porque días antes se había conformado una comisión investigadora por esta empresa y esos dos diputados eran parte de la comisión… Cuando hice la denuncia me dijeron que dejara de hablar tonteras”.

En otros pasajes de la entrevista del vespertino, Alinco se mostró en desacuerdo de lo dicho por la Presidenta Michelle Bachelet, en cuanto a que Chile no era un país corrupto. El ex parlamentario señaló que “con todo el cariño que le tengo a ella, lo digo con mucha franqueza y humildad: Chile sí es un país corrupto”.

Argumentó que “en ese búnker llamado Congreso la hipocresía está en todos los pasillos. Y se esparce por toda la política. Y lamentablemente muchos de ellos van a salir libres de polvo y paja”. Ahora Alinco reafirmó que “los hechos me dan la razón”, explicando que “cuando propuse que los funcionarios públicos pagaran con cárcel los condores que involucraran platas, no me dijeron que era una tontera, sino que era huevón. Hoy los hechos me dan la razón”.

Sobre los dirigentes que pidieron lucas a Soquimich, del ex yerno de Pinochet, Alinco es claro: “A ellos les recordaría los nombres de los miles de desaparecidos de nuestro país, los torturados y a sus familiares. Les diría que son una lacra. Me parece indignante que un político, por muy necesitado que esté, le pida dinero a una empresa que se construyó con sangre, vidas y torturas. Para estos políticos la historia vale callampa. No me sorprendería que el día de mañana los candidatos pidan plata a narcotraficantes”.

Pese a todo esto, Alinco no le cerró las puertas a volver a la política, puesto que “viendo tanta porquería, mi voluntad y mis ganas están dispuestas a ayudar a terminar con esta corrupción y malos hábitos de hacer política”.