carmengloria

Carmen Gloria Quintana, quien fue una de las víctimas del ataque incendiario a manos de militares en 1986, junto a Rodrigo Rojas De Negri, se refirió a los nuevos antecedentes que fueron entregados a la Justicia por el ex conscripto Fernando Guzmán.

Sobre la decisión del Juez Mario Carroza de reabrir el caso y ordenar al detención de siete ex oficiales y suboficiales que estarían implicados en los hechos, según el testimonio de Gúzman, Quintana dijo a radio BíoBío estar “contenta de que una vez por todas la verdad se sepa. La verdad de cómo fue brutalmente quemado Rodrigo Rojas De Negri y fui yo quemada en el 65% de mi cuerpo. Espero que a partir de ahora haya realmente justicia en mi caso y se haga esto que por tantos años hemos esperado”.

La Psicóloga sostuvo además que con las declaraciones del testigo “se devela que en el ejército existen redes de protección para los militares que estuvieron implicados en violaciones a los Derechos Humanos. Esto muestra que aún hay muchas verdades por saber sobre los detenidos desaparecidos, saber dónde están sus cuerpos y muchos otros casos donde se mantiene la impunidad”.

“Espero que estos nuevos antecedentes den pie para que otros militares entreguen información de violaciones a los Derechos Humanos y los paraderos de los detenidos desaparecidos”, dijo, agregando que “creo que eso nos sanará como país. Saber por fin la verdad y que la justicia se imponga”.

Quintana enfatizó además que “la justicia no sólo debe aplicarse a los militares que estuvieron implicados sino a todos los mandamases del Ejército, Generales y toda la derecha política que apoyó a Pinochet y debe asumir su responsabilidad”, concluyó.