Augusto Pinochet en Cadena Nacional

Ayer el ex conscripto, Fernando Guzmán, decidió romper el silencio y declaró ante el magistrado Mario Carroza su verdad sobre el denominado Caso Quemados, hecho que en plena Dictadura (julio de 1986) terminó con la muerte del fotógrafo Rodrigo Rojas de Negri y dejó con heridas graves a Carmen Gloria Quintana.

Tras el testimonio, Carroza abrió una arista para determinar responsabilidades en el repudiable hecho y ordenó la detención de siete ex uniformados, 5 que hoy serán interrogados.

Las órdenes de detención fueron dirigidas en contra de Luis Zúñiga, Francisco Vásquez, Sergio Hernández, Julio Castañen, Iván Figueroa, Nelson Medina y Jorge Astengo.

Sobre el testimonio de Guzmán, Carroza sostuvo que “cambia fundamentalmente en lo que podría determinarse la intencionalidad del hecho porque en un momento dado siempre se habló de negligencia, la versión que entregan las víctimas es corroborada por el testigo, y ahí comienza a darse una identidad al hecho distinta a la que fue en su momento cuando fue condenado (Pedro) Fernández Dittus”.

“Ahora hablamos de intencionalidad, hablamos de homicidio de un periodo del 73 al 90, de delitos que no prescriben, que no era el caso del cuasidelito de homicidio”, precisó el magistrado.

El vuelco del caso

Según lo que expuso Guzmán, toda la información que se ha entregado desde el Ejército a la Justicia sobre el caso hasta hoy, fue parte de un montaje que buscaba encubrir las responsabilidades de los autores de los vejámenes.

“Les diría pónganse los pantalones y digan la wea cómo es nada más”, sostuvo en entrevista con 24Horas.

Guzmán declaró además que no tuvo el valor, cuando se hizo la reconstitución de escena junto a Carmen Gloria Quintana de decirle quién la había quemado. Me habría gustado decirle: “estos weones fueron los que te quemaron, pero ahí está el problema de la familia y se lo dije (a Carmen Gloria), esa vez me cagué de miedo”.

Según su testimonio, habría sido el teniente Julio Castañen quien dio la orden de rociarle gasolina a De Negri y Quintana y que él mismo habría ordenado prender fuego a sus cuerpos.

Pero bien, luego de todo el revuelo que generó este impulso en el caso para buscar a los culpables, radio Cooperativa trajo a la memoria a través de un audio, la explicación que dio el dictador, Augusto Pinochet, sobre lo ocurrido del caso, en la que argumentó que “a lo mejor llevaba algo oculto, se le reventó y se quemó”.

Revisa sus dichos pinchando acá (crédito radio Cooperativa).