lucia

La periodista Alejandra Matus, autora del libro biográfico “Doña Lucía”, se refirió a la reapertura del caso Quemados, recordando el episodio cuando la viuda del dictador Augusto Pinochet, Lucía Hiriart, se enteró de que Carmen Gloria Quintana había denunciado que había sido brutalmente quemada viva junto a Rodrigo Rojas de Negri el 2 de julio de 1986.

En el libro “Doña Lucía”, específicamente en la página 198 la viuda de Pinochet manifestó lo siguiente:

Otro usuario fotografió la página y la viralizó:

Cabe recordar que el vuelco surgió el pasado martes tras el testimonio entregado por un testigo clave al Juez Mario Carroza, hecho que le permitió reabrir la causa y someter a proceso a siete suboficiales y oficiales en retiro del Ejército por su presunta participación el macabro ataque, recordado como uno de los episodios más oscuros de las violaciones a los derechos humanos acontecidos en Dictadura.

El ex conscripto, Fernando Guzmán, declaró ante Carroza abriendo nuevas responsabilidades en el hecho que terminó con la muerte de Rojas De Negri y con el 65% del cuerpo de Quintana quemado. Aseguró que toda la información que se había entregado desde el Ejército fue parte de un montaje que buscaba encubrir las responsabilidades de los autores de los vejámenes.

Guzmán dijo además que no tuvo el valor, hasta hoy, para confesar la verdad, y que durante todo este tiempo había recibido amenazas para no revelar lo que realmente pasó esa noche del 2 julio de 1986.

El hombre llamó a los verdaderos responsables de los hechos a asumir. “Les diría pónganse los pantalones y digan la wea cómo es nada más”.

Guzmán declaró además que no tuvo el valor, cuando se hizo la reconstitución de escena junto a la víctima Carmen Gloria Quintana de decirle quién la había quemado. Me habría gustado decirle: “estos weones fueron los que te quemaron, pero ahí está el problema de la familia y se lo dije (a Carmen Gloria), esa vez me cagué de miedo”.

El testimonio de Guzmán apuntó a que habría sido el entonces teniente Julio Castañer quien dio la orden de rociarle gasolina a De Negri y Quintana y que él mismo habría ordenado prender fuego a sus cuerpos.

“Se quemaron vivos, el joven murió por eso (…) porque él gozaba viendo eso (Castañer), haciendo sufrir al prójimo, a un niño que fue a protestar porque no estaba de acuerdo con el Gobierno, matarlo loco…no. El verdadero culpable tiene nombre y apellido: Julio Castañer, ese es el nombre del asesino”, sentenció Guzmán, de acuerdo al reportaje que transmitió el miércoles por la noche el programa “En la mira de Chilevisión”.

Cabe destacar que este viernes el Juez Mario Carroza decidió procesar por homicidio calificado y homicidio frustrado a Luis Zúñiga, Francisco Vásquez, Julio Castañer, Iván Figueroa, Nélson Medina y Jorge Astengo, además de Sergio Hernández como cómplice en la muerte del fotógrafo Rodrigo Rojas de Negri y el ataque a Carmen Gloria Riquelme.