Hernán Larraín

Luego de ser tratado de cobarde y de asegurar que le besó la mano a Pinochet, esto en boca de Manuel Contreras Valdebenito, hijo del “Mamo”, el presidente de la UDI, Hernán Larraín, salió a responder, insistiendo en que el ex jefe de la DINA no debe morir como general.

“Nunca le he besado la mano a nadie, nunca fui miembro del Gobierno Militar, y entonces manifesté mi rechazo a las violaciones a los derechos humanos”, aseguró el senador gremialista en conferencia de prensa.

Según Larraín, los hechos acontecidos en Dictadura, como el caso Quemados, “han sido repudiados por todos nosotros en forma permanente”.

Volviendo al caso de Contreras, Larraín respondió que “el señor Contreras ha sido condenado en Chile sistemáticamente”, y en ese sentido  “resulta muy duro que una persona con esa trayectoria, con ese récord de violaciones a los derechos humanos muera como general”.

Ayer, luego de que trascendió que el “Mamo” se encontraba grave en el Hospital Militar, Larraín dijo en Radio Futuro que “Manuel Contreras no debería morir como general. Claro, es así. No le deseo la muerte a nadie, ni siquiera a Manuel Contreras, pero uno quisiera que no muriera como general”.

El hijo de Contreras, en diálogo con CNN Chile, sostuvo esta tarde que ” “A Hernán Larraín lo encuentro un cobarde, porque le besó mano al general Pinochet”.