lorena pizarro A1

Tras la muerte de Manuel Contreras ocurrida en la noche de este viernes, la presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD), Lorena Pizarro señaló en declaraciones a Canal 13 que “es complicado y provoca frustración e indignación porque finalmente, si uno observa, Manuel Contreras a pesar de tener más de 500 años de condenas por distintas causas igual murió en un plano de impunidad inaceptable”.

Dijo que, primero porque muere en su condición de general en retiro. “Nunca el Ejército fue capaz de degradarlo y también porque falleció en un hospital como lo es el Hospital Militar”, recalcó.

Contreras, el máximo represor de la dictadura de Augusto Pinochet, condenado a más de 500 años de prisión, murió en la noche del viernes en el Hospital Militar de Santiago de Chile informaron oficialmente fuentes de gendarmería (guardia de prisiones).

El militar de 86 años, que se había agravado en las últimas semanas, se le habían suspendido todos los tratamientos y solo recibía paliativos para el dolor murió a las 22:20 horas (01:20 GMT del sábado).

En tanto, el presidente del Partido Comunista, diputado Guillermo Teillier afirmó que “ya no tenemos presente con vida a este personaje tan siniestro, que cometió tantos crímenes, pero aún así la búsqueda sobre la verdad sigue”.

“Él a lo mejor se llevó muchas de las verdades que nuestra ciudadanía necesita conocer, porque están los familiares de los detenidos desaparecidos, de mucha gente que no se sabe cómo murió y él debió haber confesado su verdad, pero ya no lo hizo”, añadió.

Teillier que igualmente Contreras ha muerto repudiado por todos los chilenos y todos quienes conocen de sus crímenes “y he escuchado de parte de personeros de Gobierno que no habrá ningún tipo de homenaje” y lamento de que el Ejército no haya degradado al militar represor.

Momentos después de la muerte de Contreras, decenas de personas, todos familiares de víctimas de la dictadura militar, se manifestaron frente al Hospital Militar donde murió Contreras.

Con pancartas, banderas del Partido Comunista, también una del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, grupo que combatió el régimen militar, tambores, globos e incluso botellas de champaña, las personas literalmente celebraron el deceso del “Mamo” Contreras como le llamaban sus camaradas de armas.

Incluso los manifestantes instalaron un equipo de música y bailaron un pie (baile nacional) en el frontis del recinto hospitalario.

También instalaron un gran lienzo en la reja del edificio con el distintivo del Partido Comunista en el que se podía leer “Un asesino menos”.