La-institución-y-el-gobierno-conocían-los-hechos-hace-meses

Impacto y repudio generalizado provocó ayer la divulgación de The Clinic del denominado “Milicogate, el gran robo del fondo reservado del cobre” que llevaron adelante miembros del Ejército, a través de cientos de operaciones fraudulentas que comenzaron en 2010 y por las que desaparecieron millones de dólares.

La publicación reveló que durante más de cuatro años un grupo de uniformados utilizaron facturas falsas para enriquecerse con los dineros que se destinan a la renovación de equipos y armamento de las FF.AA., lo que hoy está siendo investigado por la justicia militar y civil. Un desfalco del que el actual Gobierno estuvo en conocimiento hace casi un año y que, según la postura oficial del Ejecutivo, fue derivado a organismos como el Consejo de Defensa del Estado y el Servicio de Impuestos Internos para su respectiva investigación (ver más abajo).

En el siguiente audio, se puede escuchar una conversación entre el coronel Clovis Montero -principal imputado y detenido en el caso- y el general Jozo Santic antes de su detención en 2014 en la que ambos discutieron sobre las entonces incipientes irregularidades ocurridas al interior del Ejército con los fondos de la Ley Reservada del Cobre.

“Yo asumo el error que usted me está planteando”, dijo el coronel Montero en el inicio del diálogo, cuando aún no era público que los pagos irregulares con esos fondos afectaban a cientos de operaciones efectuadas entre 2010 y 2014 por al menos 2.200 millones de pesos, según informes de la propia institución castrense.

“Te creo, a pesar de que como están dados los antecedentes no debería creerte. Debería tener el derecho a la duda”, expresó el general al coronel Montero, ante la versión del coronel Montero de que él sólo consiguió un par de facturas falsas a petición de un cabo de la División de Mantenimiento, el también detenido Juan Carlos Cruz.

“Pecaste de buena persona, si esto mismo te lo hubiera pedido (el coronel) Fernando Grossi, se habría arreglado entre caballeros”, añadió Santic. “Cuando se meten los cabos, las huevadas revientan”, agregó.

Explicaciones

Tras la publicación, la reacción no se hizo esperar. El ministro vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, se refirió al tema desde La Moneda y señaló que ha existido una especial preocupación del Ejecutivo desde que se tomó conocimiento de estos hechos.

Esto, dado que la investigación reveló que el entonces ministro de Defensa -hoy titular de Interior- Jorge Burgos, tuvo conocimiento del hecho al menos desde diciembre de 2010, cuando recibió un oficio por parte del Comandante en Jefe del Ejército, Hugo Oviedo, donde detallaba que la situación era peor de lo imaginado.

En dicho informe de 20 páginas, Oviedo admite que tres proveedores del Ejército habían cobrado facturas que ni siquiera estaban autorizadas por el Servicio de Impuestos Internos y otras facturas correspondían a empresas con término de giro o con denuncias por suplantación o pérdida de documentos.

Sobre la actuación del actual Vicepresidente, el ministro vocero señaló ayer que “el ministro de Interior, Jorge Burgos, que en abril del año pasado era ministro de Defensa, fue quien solicitó no solamente la intervención de los tribunales de justicia, el Ministerio Público en particular, sino que del propio Servicio de Impuesto Internos (SII), del Consejo de Defensa del Estado (CDE) y la propia intervención de la Comandancia en Jefe del Ejército para aclarar e investigar estos hechos”.

De igual manera, apuntó Díaz, se ha instruido para que “los distintos organismos fiscalizadores y contralores, tanto del Ejército, como del aparato del Estado, incluido la participación de los organismos de justicia, sean muy proactivos para esclarecer completamente estos hechos. Y reitero, de determinarse o establecerse delitos, estos serán sancionados como corresponde”.

Al ser consultado por las medidas que se tomarán para evitar que situaciones como estas vuelvan a ocurrir, el vocero respondió que “lo primero es que se investigue y se establezcan los delitos. Primero que se investiguen. Son hechos graves y hoy están siendo objeto de investigación, y hoy día están siendo indagados, como lo recoge la publicación, tanto por la Justicia Militar como por la Justicia Civil, y han intervenido otros organismos públicos a petición del Gobierno: CDE, SII, y el propio Ejército. Lo segundo es, por cierto, de confirmar estos hechos y en paralelo a la investigación, un conjunto de revisiones de los procedimientos de Contraloría y fiscalización interna por parte del Ejercito, pero también del propio ministerio de Defensa”.

A juicio del secretario de Estado, la gravedad del hecho reviste a que “estamos hablando de recursos del Estado, de fondos públicos que le pertenecen a todos los chilenos y el Gobierno actúa como corresponde frente a cualquier hecho que pueda constituir un manejo irregular de recursos públicos, toma medidas internas, pero también exige o pide, solicita más bien, que actúen todos los organismos que tienen responsabilidad en el control o fiscalización. y en este caso, adicionalmente, en la investigación y eventual sanción de conductas irregulares o delictivas”.

En tanto, desde el Congreso, integrantes de la comisión de Defensa de la Cámara de Diputados señalaron que pedirán explicaciones al Comandante Oviedo, en su próxima citación -ya definida para la primera semana de septiembre- para aclarar el pago de boletas con dineros de la Ley Reservada del Cobre.

Así lo señaló el presidente de esa comisión, el DC Jaime Pillowsky, diciendo que se invitará a la próxima sesión a las autoridades del Ejército para que puedan explicar cuáles fueron los antecedentes que tuvieron y dispusieron y cuáles son las medidas que se han tomado para que estos hechos no se vuelvan a producir. Además, no se descartó que se formará una comisión investigadora exclusiva para indagar estos hechos.

“Significa que hay corrupción dentro del Ejército de Chile, esto es preocupante cuando un cabo del Ejército va jugar $140 millones de pesos a un casino. Es la Ley Reservada del cobre. El Comandante en Jefe del Ejército tiene que darnos una explicación completa a los miembros de la Comisión de Defensa”, dijo el diputado PPD, Jorge Tarud.