Rodrigo Avilés fb

A tres meses y cuatro días de recibir a menos de cinco metros el chorro de un carro lanzaaguas de Carabineros que le provocó un traumatismo encéfalo craneano grave, por el que estuvo en riesgo su vida y perdió parte de su cráneo, Rodrigo Avilés Bravo es autónomo.

“Se baña solo. Hemos tenido que reforzar el baño por un tema preventivo, no porque tenga que estar afirmado. Pero él come solo, se viste solo. Además es muy celoso de sus capacidades, por tanto no deja ni que le abroche los zapatos, nada. Se maneja solo y nosotros abrimos el espacio para eso. O sea, él podría perfectamente vivir solo, a menos de tres meses. Una locura”, cuenta su padre, Félix, en un patio contiguo al Hospital Clínico de la UC, donde su hijo se rehabilita.

Superando todos los diagnósticos, el estudiante de Letras de la UC que terminó dos meses internado tras participar pacíficamente de las manifestaciones del 21 de mayo pasado, en Valparaíso, se recupera a paso firme y espera tener una quinta operación en los próximos meses en la que recibirá una prótesis para cubrir la parte que falta de su cráneo.

Un paso importantísimo para retomar su vida normal, mientras su padre exige que la investigación judicial civil y el sumario de Carabineros clarifiquen a todos los responsables y trabaja en una propuesta para cambiar la normativa del Código de Justicia Militar que su caso inspiró.

¿En qué está la investigación del caso de Rodrigo, a tres meses del incidente?

Esto tiene varias aristas. Una es lo que se está tramitando en el Ministerio Público, que es una investigación para tener la mayor cantidad de elementos que permitan formalizar a las personas de los cuales se tiene antecedentes que han participado en esta agresión a Rodrigo y personas que evidentemente que son funcionarios de Carabineros de Chile, miembros de las Fuerzas Especiales. Se está haciendo una serie de diligencias. Yo creo que la formalización de un par de personas va a ser en un poco tiempo más, espero que no sea más de un mes. Se ha solicitado al SML en razón de los antecedentes que se proporcionaron desde el Van Buren, el informe que va a permitir la formalización. Hay que entender que la querella que hay es contra el pitonero y contra todos aquellos que resulten responsables. Es decir, aquí no se va a perseguir responsabilidad penal a una persona, que es esta persona que separaron de sus funciones en la institución, que no está dado de baja, sino contra todos aquellos que resulten responsables. Cuando señalo eso es que nosotros como familia vamos a solicitar la declaración desde los altos mandos de Carabineros, la mayor autoridad de las FF.EE., evidentemente pasando por el general Cartagena hacia abajo. Yo estoy convencido de que tiene una altísima responsabilidad.

Se busca una condena penal para uniformados.

En el área jurisdiccional vamos a perseguir de manera penal a todos los personajes, sean uniformados o no, que tengan algún vínculo con esta agresión a Rodrigo. Estamos encima del proceso de investigación. La próxima semana vamos a solicitar una nueva reunión con el fiscal y estamos permanentemente en vínculo. No es una cosa muy rápida, pero lo que me tiene a lo menos tranquilo es que el equipo de abogados que está en esto, y yo en lo personal, tengo relativa claridad de por donde caminar y dar curso en que se concluya en el reconocimiento de la verdad y en hacer la justicia que corresponda hacer.

¿Cómo han evaluado el accionar de Carabineros? Su sumario sigue en curso.

Eso es lo que en realidad a mí me tiene más preocupado. Por una razón muy simple: porque esa investigación la lleva a cabo una institución con funcionarios de la misma institución. Y a mi juicio, en lo particular, el procedimiento que la norma legal faculta para hacer la investigación no ha sido respetado en sus plazos.

¿Por qué?

Yo creo que aquí ha habido una suerte de abuso en la dilación de los plazos para hacer que finalmente el caso de Rodrigo Avilés, en términos institucionales, tenga la misma suerte que han tenido miles de casos, que el silencio y el paso del tiempo hacen olvidar las situaciones y terminan siendo un antecedente cuantitativo en algún análisis que hiciera un investigador o que alguien haga. Me parece que aquí ha habido una falta de criterio, una falta de respeto y poca capacidad institucional de avanzar para investigar la verdad y desde ahí sancionar también a los responsables de esta acción que le costó a Rodrigo incluso la vida en un momento. Eso es grave. No obstante ello, si la institución o carabineros de chile abusa de la dilación en ese proceso, yo confío que la investigación en el área jurisdiccional va a concluir en resultado sobre la verdad.

¿Aún cuando no haya colaboración?

Esto es bueno decirlo porque si la institución indagara de manera apropiada con el criterio de encontrar la verdad, de engrandecer a la misma institución en términos de la misión constitucional que tiene y de dar garantía a la ciudadanía de que está efectivamente para el resguardo y la seguridad de los ciudadanos, y no para proponer u ofrecer inseguridad, entonces sería un elemento contundente para la investigación en lo jurisdiccional. Evidentemente que si carabineros concluye que, habiendo ya reconocido que lo que le pasa a Rodrigo es producto de un acto de ellos, y decir que aquello tiene como responsable A,B,C, entonces evidentemente este oficial o suboficial tendrá también un reconocimiento en el área jurisdiccional. Por eso que estas cosas se vinculan. No obstante, aunque haya un vicio en la investigación de la institución, la autonomía del proceso judicial debería superarlo.

¿Cree que la agresión a Rodrigo puede ser fundamental para el futuro de incidentes donde estén involucrados Carabineros?

Yo confío en que la agresión de FF.EE. cometió contra Rodrigo es un punto de inflexión para el mal comportamiento de los Carabineros de Fuerzas Especiales hacia los ciudadanos, que legítimamente y ejerciendo el derecho que la constitución les otorga, salen a la calle a lugares públicos, de manera pacífica, a reclamar mejores condiciones de vida. Yo creo que este hecho debe ser y debe potenciarse como un punto de inflexión que permita, por un lado hacer una evaluación de los protocolos que usa Carabineros y de cómo se aplican; de los instructivos internos, que no son los protocolos; y que son los que aplican en razón al tipo de manifestación o actos públicos. Eso es algo que no se ha visto y yo creo que hay que avanzar.

Ud. también ha deslizado la idea de revisar los procesos de selección de FF.EE.

Ese es otro tema que me parece importante: evaluar los currículum de formación de los oficiales de Carabineros de Chile. Y más aún, evaluar y considerar en los currículum de formación la incorporación de materias que tienen que ver con educación cívica y DD.HH, pero en particular los que tienen bajo su responsabilidad a las Fuerzas Especiales. Pero hay otro tema de la selección de los funcionarios que integran las Fuerzas Especiales. No puede ser que cada vez que hay una manifestación terminemos con muchachos, adultos o sea quien sea, heridos de muerte y que tú dices “¿por qué sucedieron las cosas?” y la respuesta es “porque alguien se salió de madre”. Entonces también creo yo que hay un tema en el criterio de selección. No puede ser que el criterio sea “la persona que tiene más fuerza”, que sea más bruta. También hay un tema de equilibrio psicológico porque a esos personajes se le entregan armas para enfrentarse a la ciudadanía.

¿Por dónde se empieza?

Me parece que este punto de inflexión también tiene que significar una reforma estructural al cuadro normativo y evidentemente ahí el código de justicia militar tiene que ser reformado. Yo he estado en reuniones y conversaciones para entregar materialmente un proyecto de ley que hemos trabajado con el ex senador y exministro Sergio Bitar, con el senador Felipe Harboe, con el constitucionalista José Antonio Ramírez, para modificar el artículo 1 del Código de Justicia Militar en lo que se refiere a la competencia de estos tribunales militares en situaciones en que hay vulneración de derechos o hay lesiones de personas, delitos. Estamos proponiendo y ha habido una buena mirada por parte del ministro de Defensa, espero que así lo sea también del ministro del Interior, de que todos los hechos constitutivos de delito donde haya participado un funcionario de Carabineros u otro y que tenga como efecto la lesión de civiles, sea automáticamente conocida por la justicia ordinaria y no por los tribunales militares. Y además  me parece que Carabineros debería estar fuera del Código de Justicia militar, no es una institución militar. Si eso sucede, a pesar de la desgracia, habrá tenido algún sentido lo que le ha pasado a Rodrigo. Sería una gran herencia y estamos peleando para ello.

rodrigo avilés a1 1

¿A existido una colaboración de Carabineros con la investigación civil?

No ha tenido ninguna colaboración muy fuerte. Yo tengo la información de que ha habido también una suerte de dilatación en este cuento.

O sea, podría ocurrir que tuviéramos noticias por la vía penal primero, antes que conocer el cierre de la investigación en Carabineros.

Podría ser perfectamente. Porque ahí hay un tema de prórroga de plazo para las investigaciones sumarias en estos casos, que normativamente no están claras, entonces evidentemente se puede seguir prorrogando plazos de manera abusiva. Si eso es así, si ese es el criterio y el espíritu que ha habido,  es una contribución no sé si a los pactos de silencio, pero sí confirma que las instituciones armadas se autoprotegen al margen del derecho de los ciudadanos. Y eso me parece gravísimo. Yo confío en que tengan ellos la altura para hacer una investigación de cara a lo que el país necesita. A mi me incomoda que el general Gonzalez Jure, el 8 de septiembre, abandone su cargo y deje al señor Villalobos, general que además es bastante cuestionado. Un general que clandestinamente activa un aparataje para hacer escuchas telefónicas a autoridades de la República, pasando por sobre la ley, es gravísimo tenerlo como cabeza de Carabineros de Chile. Pero bueno, eso tendrá que resolverlo la instancia que corresponda. Pero me parece que es muy grave que el general González Jure deje sus responsabilidades en la institución sin cerrar la investigación, sin una solución. No porque sea Rodrigo Avilés, sino que es un tema que para el país no le hace bien mantenerlo abierto, que no contribuye a sanarle su dignidad. No solo la de Rodrigo, sino que la dignidad de la nación. Si acá la agresión a Rodrigo es una agresión al movimiento estudiantil, a la democracia, a lo que el país quiere para adelante. No es un tema personalizado y eso me parece grave, que el general González Jure no sea capaz de verlo con esa altura.

¿Por parte del Ejecutivo ha habido algún apoyo o intervención para que esto se solucione más rápido?

No ha habido mucho. Más bien poco, yo pensé que podía haber más. Y estoy un poco incómodo porque acompañé a presentar un proyecto, una moción parlamentaria, que es incorporar en el artículo 19, en las garantías constitucionales, el libre derecho a la manifestación pacífica en lugares públicos. La propuesta consideró que aquellos que a propósito o a razón de las manifestaciones pacíficas de los ciudadanos en lugares públicos, cometían actos delictuales, se le faculta al juez que pueda subir en uno o dos grados la eventual pena. De tal manera que tampoco es garantizar el derecho a la manifestación se haga permita también esto otro, que enloda el libre ejercicio de este derecho. Lo presenté con un grupo de parlamentarios.

¿Y ha habido avances en el Congreso?

Tengo la sensación de que en el acto evidentemente fueron muchos y firmaron porque pensaron que era una moción que contribuía a potenciar y a profundizar la democracia en este país, pero yo he sabido que esa moción no ha tenido ningún respaldo en su tramitación, ninguna relevancia. Está en tabla en la comisión, pero no ha habido avance. Entonces a mi parece curioso que los parlamentarios accedan. Yo creo que acceder a la firma de este proyecto no era para aparecer en la foto en un momento en que hacerlo por el tema de Rodrigo era importante. Espero que no sea eso, porque si eso fue lo que motivó a algunos me parece de una vulgaridad y de una actitud impresentable. Doy fe que hay otros parlamentarios que están muy preocupados por el tema, no voy a dar nombres, pero han estado llamando permanentemente.

Incluso en su momento recibió de la Presidenta un abrazo y un apoyo público.

Ha habido en términos del respaldo humano una tremenda conducta de apoyo, pero no sólo de ella sino que de ministros y subsecretarios. Hemos estado acompañados por todos ellos, pero también es importante que el Ejecutivo se ponga las pilas en términos de intencionar todo aquello que permita que las instituciones que están bajo su ámbito hagan lo que tienen que hacer. Y Carabineros de Chile responde al Ejecutivo, no se mandan solos. Entonces, yo creo que el Ejecutivo ha sido de una humanidad bien, maravillosa. Estamos todos los días en conversación con alguna autoridad, pero eso no basta. Por eso está bien que el ministro de Defensa haya manifestado su intención de apoyar que se avance en esta reforma al código de justicia militar, pero hay que materializarlo, hay que avanzar. Lo mejor que puede hacer el Ejecutivo es abrir las puertas para que este proyecto tenga curso e ingresarlo con urgencia en la discusión y que salga lo antes posible. Eso sería un gran aporte del Ejecutivo en esta materia.

Rodrigo Avilés rehabilitación fb

Rodrigo se levanta

En el ámbito personal, ¿cómo ha visto la recuperación de Rodrigo?

Venimos todos los días, de lunes a viernes. Rodrigo está en un proceso de rehabilitación y recuperación muy intenso. Está con kinesiología, fonoaudiología, terapia ocupacional, neuropsicóloga, psicólogo, etcétera. Y está muchas horas al día, todos los días en este proceso. Ha sido bastante bueno porque Rodrigo es de esos pacientes que se ha mentalizado desde lo más profundo de su ser en que tiene que mejorarse y tiene que avanzar, por lo tanto, ya hay una gran tarea hecha: un paciente que lo único que quiere es mejorarse. Por lo tanto, él pone mucha energía, mucha fuerza, no sé de dónde, para mejorarse. Y la calidad de los profesionales que están llevándolo son espectaculares, así que hay una buena sintonía entre un paciente que quiere mejorarse, un diagnóstico médico que dice que está en una condición determinada y la técnica que se aplica.

Ha sido entonces, mucho mejor de lo esperado.

Rodrigo ha superado los diagnósticos médicos de manera impresionante. Él ha avanzado bastante más de lo que se esperaba. Se le llamará milagro, concentración de energía universal, como sea, pero Rodrigo está hoy día en un punto en que nadie pensó que podía estar. Y queda mucho más por mejorar, asi que seguimos muy esperanzados en que va a salir bien. Él ha vuelto a participar, por ejemplo, en un proyecto de investigación. A dos meses y medio de la gravedad de lo que pasó, de que su vida se perdía, él está trabajando en un proyecto de investigación de la Universidad Católica como estudiante, tesista, investigador, un proyecto Fondecyt que es conducido por una profesora brasilera. Ella lo fue a visitar a la casa y llegaron a un acuerdo y Rodrigo está participando en eso y trabaja.

¿Vinculada con lo que le ocurrió?

Más bien es algo que él traía de antes, pero es algo que tiene que ver con el efecto de las redes sociales en la participación ciudadana. Por ahí va. Y el movimiento estudiantil y todo. Que es de la Escuela de ciencias Políticas y no de su escuela. Y está entusiasmado y es capaz de hacerlo. De hacer síntesis, leer, redactar, escribir. Pasa metido en el computador… a dos meses y medio de la situación. ¡Si nadie puede creer la forma en como está!

Mantiene eso sí los resguardos por su cabeza.

Claro. Él está todavía sin cráneo, la mitad de la cabeza sin cráneo y está en tratamiento con los neurólogos del Hospital Clínico de la UC y se le ha mandado a confeccionar su prótesis a la empresa que hace esto. Que es de un material especial, se hace en Estados Unidos con todas las indicaciones del equipo de acá de la UC y debe llegar esta prótesis en unas tres semanas más a Chile. Una vez que llegue los médicos van a evaluar la condición física de Rodrigo para preparar la quinta operación que es la incorporación de la prótesis a su cabeza, y si sale todo bien -eso esperamos- Rodrigo debiese dar otro salto superior de mejoría. Así que está todo enfocado en eso.

¿Qué pasa con las secuelas a largo plazo?

No se sabe aún. Como Rodrigo está en una condición que nadie esperaba que esté, significa que eventualmente las secuelas que pudieron haberse pensado en su oportunidad no es posible mantenerla porque se han superado los pronósticos. Entonces no se sabe.

¿Y en el ámbito familiar se desenvuelve bien?

Él tiene autonomía, autovalente. Se baña solo. Hemos tenido que reforzar el baño por un tema preventivo, no porque tenga que estar afirmado. Pero él come solo, se viste solo. Además es muy celoso de sus capacidades, por tanto no deja ni que le abroche los zapatos, nada. Se maneja solo y nosotros abrimos el espacio para eso. O sea, él podría perfectamente vivir solo, a menos de tres meses. Una locura.

Pero no es una vida normal.

Él sigue llevando una vida normal. Lo que pasa es que no puede salir a la calle porque tiene la mitad del cráneo menos. No puede salir solo, pero sale. El fin de semana fuimos a la casa de unos amigos de la familia con él, porque él quería ir, y fuimos, pasamos todo el día con ellos. Sus amigos de la UC van a la casa. El viernes pasado llegaron entre 15 y 20 a estar con él. Y no es que él esté en cama, sino que ayuda a cocinar, a armar las cosas. Qué se yo. La limitante del cráneo le limita andar en la calle. De repente se bajonea un poco porque es muy lento, pero es normal. No puede ir al estadio ni al cine porque no le hace bien. Mucho ruido lo altera. Con la quinta operación todo eso debería superarse. Pero él perfectamente puede estar solo todo el día. Puede salir al patio, a caminar a la calle porque vivimos en un lugar cerrado. Pero tiene las limitantes que una persona tiene en razón de lo que le pasó.