ERRÁZURIZ

1.- 50 años de sacerdocio de Karadima:
“Cuando se acerque la fecha lo van a celebrar con mucha oración y gratitud, ya que será el gran aniversario, las bodas de oro, de su sacerdocio. Nadie va a quedar decepcionado por no haberlo celebrado debidamente”.

2.- Los jóvenes y Karadima:
“El gran número de sacerdotes que acuden a la parroquia, como también de jóvenes, sobre todo los miércoles, entre los cuales usted intuye que pueden haber 30 ó 40 posibles vocaciones al sacerdocio, es un gran motivo de alegría y no de aflicción”.

3.- La renuncia de Karadima a la parroquia El Bosque:
“(…) Y yo quier0 alentarlo de corazón a dar un gran paso, un salto en la fe. Usted quiere ser santo, y así lo han hecho los santos. Le han agradecido a Dios todos los encargos recibidos y las seguridades que Él les otorgaba con sus amigos y sus trabajos, pero no han dudado en dejar en sus manos, con entera libertad, los cambios que su Obispo les pedía.

4.- Karadima y el llamado:
“Usted comprobará cuánto crece su libertad interior y su abandono en las manos de Dios, como también su capacidad de orientar a otros sacerdotes diocesanos, cuando imite a la Virgen María que dejó Nazareth para ir donde su prima Isabel, que dejó Nazareth para dar a luz en Belén. Que dejó Israel para ir a Egipto, y que dejó la Tierra Prometida, cuando partió con Juan a otros lugares y llegar probablemente a Éfeso”.

5.- Karadima y el castigo:
“(…) Todos comprobarán que no es un castigo. Si lo fuera, no seguiría trabajando en el mismo lugar como hasta ahora, ni junto a su más cercano colaborador. Pero está en sus manos que nadie considere injustamente que esto es un castigo”.

6.- Una sugerencia a Karadima:
“Entonces usted podrá decir a quien quiera escucharlo, más o menos lo siguiente: “En la diócesis se está introduciendo la costumbre de cambiar a los curas párrocos cada 10 ó 12 años. Yo llevo 22 años y ya cumplí mis 75 años de edad. Por eso le presenté mi renuncia al Sr. Arzobispo como lo pide el derecho canónico, y le pedí que nombrara pronto al P. Juan Esteban, que ya está preparado para conducir la parroquia. El Sr. Arzobispo me felicitó por el paso que daba, y el P. Juan Esteban asume durante el mes de septiembre.”

7.- Karadima y el ejemplo:
“El ejemplo suyo hará escuela. Muy positiva, si lo ven alegre y en paz, y si usted mismo puede explicarles a los feligreses y a los sacerdotes cuyo camino vocacional ha acompañado, que se trata de un criterio general y nuevo en la diócesis, elaborado con la colaboración de los sacerdotes y de los Obispos Auxiliares, y que Dios siempre bendice a quienes aceptan con fe las decisiones de quien representa al Buen Pastor en la conducción de la diócesis, y la guía en su nombre”.