EZZATI A1

Tras el remezón que generó en la Iglesia Católica la revelación de The Clinic Online sobre las cartas enviadas por el cardenal Francisco Javier Errázuriz al cura Fernando Karadima y su discípulo Diego Ossa, y la publicación de un artículo que sacó a la luz un pingponeo de correos entre la autoridad y el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, en los que se advierten las movidas de ambos sacerdotes en contra del jesuita Felipe Berríos y de Juan Carlos Cruz, el diputado y jefe de la bancada de la DC, Matías Walker, puso un nuevo antecedente sobre la mesa.

Según publica La Tercera, el parlamentario confirmó que efectivamente fue el jefe de la Arquidiócesis de Santiago quien le cerró las puertas a Berríos para que llegara a la capellanía de La Moneda.

“Le consulté a quien fuera ministra Segpres, Ximena Rincón, y la ministra ha sido muy clara; el gobierno presentó una terna de nombres al arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, dentro de los cuales estaba el de Felipe Berríos. Lamentablemente el Cardenal Ezzati rechazó los tres nombres, incluido el de Felipe Berrios”.

En esa línea, Walker afirmó que “es lamentable la operación de los cardenales Ezzati y Errázuriz, pero deja en claro que este lobby, que se habría intentado hacer a través de Enrique Correa, no tuvo efecto, a grado tal que el gobierno se mantuvo a firme en proponer el nombre de Felipe Berríos”.

De acuerdo a lo que publicó El Mostrador esta jornada, Ezzati escribió el 28 de junio pasado a Errázuriz un correo electrónico en donde decía que “estoy preparando una nota para evidenciar el Magisterio de la Iglesia acerca de los temas cuestionados por el P. Berríos, consciente que en la ocasión anterior, lastimosamente contó con la justificación de su superior provincial y del Superior General. La anticipé que sospechaba que el Gobierno lo propondría como candidato a Capellán de La Moneda, cosa que a estas alturas ya es evidente”.

Las palabras del arzobispo se referían a las críticas vertidas por Berríos en un programa de TV contra la iglesia, respecto del manejo de ciertos temas, como el aborto y el matrimonio igualitario.

El mismo medio consignó que la respuesta por parte del cardenal Errázuriz llegaría al día siguiente cuando le contó a Ezzati que “antes de salir de Chile llamé a Enrique Correa para decirle que si el gobierno nombrara al personaje (Berríos) capellán de La Moneda estaría armando un gran e innecesario conflicto, porque te obligaría a rechazarlo, lo cual crearía serias tensiones entre el gobierno y la Iglesia, y al interior de la Iglesia. Me dijo que lo transmitiría de inmediato”.

Según respondió esta tarde el arzobispado, “se trata de correos privados entre los cardenales Ricardo Ezzati y Francisco Javier Errázuriz, en los cuales intercambian opiniones frente al nombramiento de un futuro capellán de La Moneda, como también respecto de la posibilidad de que uno de los demandantes por el caso Karadima integrara una comisión pontificia para la protección de menores”.

En ese sentido precisaron ante la opinión pública que “el discernimiento de quiénes podrían ocupar determinados servicios eclesiales, es parte de la responsabilidad de las autoridades de la Iglesia”.