ezzati

Durante lo últimos días la Iglesia Católica se encuentra en el ojo del huracán, debido a la publicación de The Clinic Online respecto a las cartas que envió el cardenal Francisco Javier Errázuriz al sacerdote Fernando Karadima y al ex vicario Diego Ossa. Sumado a esto se encuentra la información que se reveló ayer en relación a correos entre la autoridad y el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati.

En dichos correos se advierte que ambos clérigos tienen intenciones de impedir que el sacerdote jesuita Felipe Berríos se convierta en el capellán de La Moneda e incluso el nombre del lobbista y ex ministro, Enrique Correa, aparece involucrado. Según publicó El Mostrador, Ezzati le escribió el pasado 28 de junio a Errázuriz un correo que decía “estoy preparando una nota para evidenciar el Magisterio de la Iglesia acerca de los temas cuestionados por el P. Berríos, consciente que en la ocasión anterior, lastimosamente contó con la justificación de su superior provincial y del Superior General. La anticipé que sospechaba que el Gobierno lo propondría como candidato a Capellán de La Moneda, cosa que a estas alturas ya es evidente”.

Respecto a los antecedentes, el diputado y jefe de la bancada DC, Matías Walker, se pronunció al respecto y señaló que “le consulté a quien fuera ministra Segpres, Ximena Rincón, y la ministra ha sido muy clara; el gobierno presentó una terna de nombres al arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, dentro de los cuales estaba el de Felipe Berríos. Lamentablemente el Cardenal Ezzati rechazó los tres nombres, incluido el de Felipe Berrios”.

“Es lamentable la operación de los cardenales Ezzati y Errázuriz, pero deja en claro que este lobby, que se habría intentado hacer a través de Enrique Correa, no tuvo efecto, a grado tal que el gobierno se mantuvo a firme en proponer el nombre de Felipe Berríos”, continuó.

Por su parte, Enrique Correa también se refirió al tema y sostuvo que “no voy a comentar el evento de fondo, eso es un asunto que no puedo afirmar ni desmentir”.

Consultado sobre su postura frente al sacerdote jesuita, sentenció: “Comparto con el ministro Burgos la estupenda opinión que tengo de Felipe Berríos”.

El Arzobispado de Santiago, a través de un comunicado oficial, enfatizó que los cuestionados emails son “correos privados entre los cardenales Ricardo Ezzati y Francisco Javier Errázuriz, en los cuales intercambian opiniones frente al nombramiento de un futuro capellán de La Moneda, como también respecto de la posibilidad de que uno de los demandantes por el caso Karadima integrara una comisión pontificia para la protección de menores”.

“El discernimiento de quiénes podrían ocupar determinados servicios eclesiales, es parte de la responsabilidad de las autoridades de la Iglesia”, añadió.

VÍCTIMAS DE KARADIMA

José Andrés Murillo, Juan Carlos Cruz y James Hamilton -los tres denunciantes del ex párroco de El Bosque- firmaron una carta titulada “Exigimos Transparencia Ahora”, en la que a través de 10 puntos se refieren a las cartas y correos electrónicos publicados esta semana y que dejan a la luz públicas intentos de encubrimientos desde la Iglesia.

“Nosotros, quienes denunciamos desde hace más de 10 años los abusos sexuales y otros actos abusivos a que fuimos sometidos por parte del sacerdote Fernando Karadima, venimos a plantear lo siguiente, a la luz de las cartas recientemente publicadas en The Clinic y los correos publicados en El Mostrador”, indica la misiva.