rafael-guilisasti2

Hace un par de semanas el hermano de Julio Ponce Lerour, Luis Eugenio, le ofreció al empresario Rafael Guilisasti asumir como presidente de las sociedades Cascada. Tras conversarlo con su almohada un par de días y analizar en profundidad la oferta finalmente aceptó.

A través de un llamado telefónico con el ex yerno de Pinochet, Guilisasti sostuvo que Julio Ponce Lerou “me manifestó su interés de que hubiera cambios. No conozco su fuero interno, pero creo que tras estos movimientos hay una convicción de que es necesario hacer cambios para que SQM pueda seguir creciendo y tener una posición sólida en el área productiva y en la comercialización de minerales no metálicos”.

Pues bien, en entrevista con Pulso, el ex consejero de la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) explicó porqué decidió llegar a la presidencia de las sociedades Cascada: “Mirando en el balance la situación de las Cascada y de SQM, hay enormes dificultades que son de público conocimiento, que abarcan las aristas del financiamiento de la política, contiendas de gobierno corporativo, aristas contractuales respecto del salar. Pero, mirando el lado medio lleno del vaso, la minería no metálica en Chile tiene un potencial enorme, y las bases productivas y comerciales de SQM son de una empresa de altísimo nivel. El desafío que tenemos en distintos ámbitos es corregir, mirar para adelante, y como es la esencia de todas las empresas, la adaptabilidad y los cambios.

Para Guilisasti, una de las principales motivaciones para dar el sí es que todo esto representa “un desafío, y la vida se va probando en enfrentar desafíos”.

Al ser consultado por los argumentos que habrían tenido para pedírselo a él, el vicepresidente y socio de la Viña Concha y Toro contestó que “creo que buscaron una persona independiente, y que pudiera representar y dar garantías tanto a terceros como al propio grupo controlador. Yo no vengo en una situación de arbitraje, vengo a trabajar y a articular una solución con un objetivo, y en la cual hay que ir evaluando la enorme cantidad de alternativas en este escenario que es complejo. Hay algunos temas que están radicados en la justicia, pero uno ve más allá”.

Entre las metas que se planteó el ex presidente de la CPC está el hecho de que Soquimich y la Cascada “sólo den noticias en el área de negocios. En ningún otro lado”. Por otra parte juró de guata que trabajará con total independencia y no por los intereses de Ponce Lerou.

“Como presidente de un directorio uno tiene que articular los intereses de los propietarios. Tengo mi criterio, no soy una persona que vaya a recibir órdenes, tenemos que trabajar por los intereses de todos los propietarios de la Cascada”. “Mi trayectoria no es para ser palo blanco de nadie”, aseguró tajante.

En esa línea precisó a Pulso que “hay una voluntad de todos en SQM y en la Cascada de iniciar una nueva era”, pese a que en los logros “no está ajena la gestión anterior en la cual tuvo una activa participación Julio Ponce. No todas las cosas son blanco y negro”.

Otra de las preguntas que respondió Guilisasti fue su llego con el expreso mandato de vender la empresa. El empresario rechazó aquello, sin embargo detalló que “cuando uno dice que se evalúan todas las alternativas no se pueden estar anunciando a cada rato porque pueden ser todas muy distintas”.

Con respecto a la controversia existente entre Corfo y SQM, el ex consejero precisamente de la Corporación de Fomento de la Producción indicó que “es un hecho preocupante” si el árbitro accede a lo pedido por Corfo en cuanto a quitarles el salar, “por eso digo que está dentro de los temas que debemos enfrentar. En un juicio como este el mejor aporte que uno puede hacer es dejarlo radicado en el árbitro”.

Por su parte aprovecha la ocasión para negar que su llegada desde Corfo a las Cascadas represente un conflicto de interés: “No lo hay porque nunca coincidí en los dos cargos. Nunca, además, he cambiado de opinión respecto de que este es un tema en que no había condiciones para resolverlo sin que el árbitro fuera al fondo del asunto. Y tercero, como miembro del consejo, nos tocaba ver los lineamientos generales de Corfo, y recibir las recomendaciones del área ejecutiva. Creo que estas posiciones expresan la independencia de juicio con que he actuado en muchas materias en mi vida empresarial”.

El también director de Corpbanca otorgó un crédito a la Cascada y que ayudó a bajar la carga financiera. En ese sentido Guilisasti aseguró que eso no influyó en su llegada al cargo. “Van a haber muchas especulaciones, y no es mi misión hacerme cargo de ninguna de ellas”.

Cabe decir que ayer a través de un hecho esencial de la Superintendencia de Valores y Seguros se oficializó la llegada del empresario a la presidencia de las Cascadas.