bitran

“Me sorprendió y sigo sorprendido”, afirmó el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitran, al referirse a la salida del empresario Rafael Guilisasti del consejo ejecutivo de la estatal para partir a presidir las sociedades Cascadas de la minera SQM.

“Nunca me imaginé que él podía asumir como director y presidente de las sociedades cascadas, controladas por Ponce”, dijo el ex ministro en entrevista con El Mercurio.

Las palabras de Bitran se amparan en que el actuar del ex presidente de la CPC es imprudente e impresentable, esto a raíz de que mientras estuvo en la Corfo participó de reuniones clave en las que se delinearon las estrategias para defender los intereses de la firma ante la minera no metálica.

En ese sentido, aseguró que “sí tiene información confidencial respecto del litigio”. 

“Este salto desde una vereda a otra es malo para las confianzas”, afirmó.

Sobre la información sensible que maneja Guilisasti, Bitran respondió que se trata de las estrategias de las tácticas legales y comerciales del litigio que la Corfo mantiene con SQM por el contrato de arriendo del Salar de Atacama.

Guilisasti tomó la presidencia de las sociedades Pampa Calichera, Oro Blanco y Norte, las cascadas mediante las que Julio Ponce controla SQM, en remplazo del ex yerno de Pinochet, quien salió de los directorios el 8 de septiembre, tras argüir problemas personales.

“Como presidente de un directorio uno tiene que articular los intereses de los propietarios. Tengo mi criterio, no soy una persona que vaya a recibir órdenes, tenemos que trabajar por los intereses de todos los propietarios de la Cascada”. “Mi trayectoria no es para ser palo blanco de nadie”, aseguró el empresario ayer en entrevista con Pulso.