jaime quintana A1

El presidente del PPD, Jaime Quintana aclaró que el ex Mandatario Ricardo Lagos no es candidato a nada, pero que si lo fuera, consolidaría las reformas que impulsa Michelle Bachelet.

En entrevista con el diario La Tercera, Quintana abordó la reaparición de Lagos en el último tiempo, con reuniones con Burgos en momentos en que la Presidenta se encontraba de gira, sumado a las múltiples conversaciones con medios en las que aclara su postura respecto a temas coyunturales. En ese sentido el timonel PPD aseguró que el ex Mandatario “está haciendo lo que se espera de cualquier ex jefe de Estado: no entrar en la chimuchina, en la pelea chica, sino tomar su experiencia para ver cómo esta se inserta en el futuro y especialmente en la solución de los grandes problemas del país. Cuando hay desafíos importantes, es evidente que para nosotros es relevante escuchar su voz. Y yo, en lo personal, veo a Lagos hoy día mejor que en 2000. Aunque eso no significa que esté adelantando ningún proceso”.

Quintana es categórico en señalar que “yo no voy a hacer nada por adelantar ese proceso” de definición de candidaturas. El foco, dice la cabeza del PPD, es la “responsabilidad con el país: gobernar, y vamos a gobernar con la Presidenta Bachelet hasta el último día, porque confiamos en su liderazgo y sus reformas”.

El senador de hecho señaló que que en en 2016 “los liderazgos no serán instalados por los partidos, sino por la gente, y la realidad no será la que tenemos hoy. Si alguien cree que una figura como Lagos o cualquier otro se va a instalar sólo porque hay un gobierno que hoy está con una cierta debilidad, ese no es un dato cierto o sustentable en el tiempo. Cuando la carrera presidencial agarre vuelo, el país va a estar en condiciones de mayor normalidad y el gobierno, con una curva ascendente”.

Para Quintana, si Lagos llegara a ser candidato presidencial no llegaría a ordenar la casa sino que a reafirmar las propuestas de Bachelet. En este sentido precisó que “el nuevo ciclo político no dura cuatro años, dura más. Cambiar el índice Gini (que mide la distribución del ingreso) no toma cuatro años, sino cuatro gobiernos. Y Lagos, por lo que conozco de su trayectoria, comparte estas reformas. Si eso llega a ocurrir es porque hay un proyecto político de futuro en sintonía con el actual, y porque la Nueva Mayoría decide finalmente transitar ese camino. En todo caso, creo que va a haber distintos presidenciables llegado el momento”.

Al ser consultado por quiénes serían estas posibles nuevas cartas, Quintana tira a la mesa nombres como “Allende, Enríquez-Ominami, Walker. En algún momento se manifestaron Lagos Weber, Tarud”.

Al ser consultado por su carta favorita, el timonel del PPD pidió que la pregunta se la hicieran “el próximo año”.