la punta e diamante

Lograr fundir la cueca con la música docta. Ese es el objetivo de Diego Cabello (29), músico de Los Trukeros y De Caramba, en plena composición de un disco de doce cuecas acompañadas por un cuarteto de cuerdas proveniente, en parte, de la Orquesta de Cámara de la Universidad de Chile.

Rodrigo Miranda de Los Trukeros, Sebastián Vega de Los Tricolores, Horacio Hernández, de Daniel Muñoz y Los Marujos e Ignacio Andrade de De Caramba, fueron los cuatro cantores escogidos para esta obra, conformando una especie de “All-Star” de la nueva generación de la cueca urbana, con un objetivo a todas luces ambicioso. El cuarteto de cuerdas está liderado por el violinista de Daniel Muñoz y Los Marujos, Sergio Fresco.

Los arreglos y la dirección del proyecto, ganador de un Fondart, recaen en Diego Cabello, que quiso responder al divorcio existente entre el folclore y la música de academia. “Cuando empecé a estudiar en la universidad siempre tuve la duda de por qué en Chile la música docta y el folclore no se han involucrado, como sí en otros países, como en Argentina, por ejemplo. Al investigar, me convencí de que quería intentarlo”, reflexiona.

Pero no se enfrentaba a un desafío fácil. Los códigos de la música docta siempre han sido muy distantes a los manejados por los artistas populares. Ante esa dificultad en la composición de los arreglos, Cabello pensó en la necesidad de conectar ambos discursos. “Lo que he usado como técnica para este trabajo ha sido traducir elementos de los instrumentos de la cueca, como el acordeón, el piano o la guitarra punteada al lenguaje del cuarteto de cuerdas. También, con la rítmica que construyen las voces, el pandero y el tañador. Ahí se va traduciendo y se logran mezclar ambos lenguajes”, explica el joven compositor.

Cabello, entró al mundo de la cueca el año 2006. Tiempo después fundó De Caramba, banda de cuequeros de la generación sub-30 que hoy se han convertido en uno de los referentes de los jóvenes que se acercan a la cueca. En 2010, con algunos años de experiencia en el cuerpo, entra como guitarrista y arreglista a Los Trukeros, banda pionera del movimiento cuequero actual que este año cumple 18 años de carrera.

La nueva tradición

Las doce cuecas que formarán parte del disco –que aún no tiene nombre- de la Orquesta Punta de Diamante son composiciones de músicos integrantes de una nueva tradición de cuequeros, que haya sus inicios en la escuela informal de Hernán ‘Nano’ Núñez, poeta y cantor popular de Estación Central, quien formó parte de Los Chileneros, agrupación que sirvió de guía a las nuevas generaciones.

Con el ‘Nano’ aprenderían Los Tricolores, Los Trukeros y Los Santiaguinos, entre otros grupos que han revitalizado el movimiento a lo largo de dos décadas. Diez años después de la muerte de Núñez, estas agrupaciones siguen firmes y son los responsables, en buena parte, de que hoy las nuevas generaciones se interesen por el estilo.

El disco tendrá doce canciones de lo más graneado de los compositores de esta constelación de artistas: Pablo Guzmán (Ex Los Trukeros), Luis Castillo (Los Tricolores), Gustavo San Martín (De Caramba), Horacio Hernández (Daniel Muñoz y Los Marujos) y Rodrigo Miranda (Los Trukeros).

Miranda, pone el acento en la relevancia de la síntesis generacional presente en el rpoyecto de la Orquesta Punta de Diamante. “Estas composiciones son de gente que inició este andar, este intento de perpetuar la tradición del canto chilenero. Somos hijos de esa escuela, de ese rigor; del buen gusto, de la delicadeza, y nos gusta ser los discípulos, seguidores o los apóstoles de esta ‘Escuela Chilenera’ que es algo que a nosotros nos conmueve y que de alguna manera se plasma en este proyecto”, reflexiona Miranda.

Diego Cabello apunta hacia la misma dirección. “Es una nueva tradición que ya es patente. O sea, tú escuchas a los jóvenes que se juntan a tocar cueca en el Parque Los Reyes y ellos cantan, entre otras, estas cuecas de Los Tricolores, de Los Trukeros, de De Caramba. Eso ya está sucediendo espontáneamente. Yo creo que actualmente hay un decantamiento de un repertorio hecho por compositores jóvenes que ya está arraigado a la juventud, a la nueva camada de cuequeros” explica el compositor.

El disco tiene como fecha tentativa de publicación marzo de 2016 y en su edición física contará además con un librillo de la historiadora Karen Donoso que explorará los intentos de mixtura entre el folclore y la música docta en la historia de Chile, además de un análisis de los cinco compositores elegidos.

Aquí, un adelanto:

Video de Francisco Bermejo