davalos A1

El fiscal regional de O’Higgins, Luis Toledo citará a declarar por tercera vez al hijo de la Presidenta Bachelet, Sebastián Dávalos por el bullado caso Caval que indaga el negocio de la compra y venta de los terrenos en Machalí.

Además de Dávalos, los querellantes solicitaron que se pida testimonio del vocero Marcelo Díaz, el jefe informático de La Moneda Luis Escalona y el jefe del OS-9 coronel Daniel Tapia.

Según consigna el diario La Tercera, el llamado surge luego de la petición que realizaron el 8 de septiembre los querellantes en la causa Mario Zumelzu y Carolina Contreras, con el fin de que el ex director sociocultural de la Presidencia aclare el famoso formateo al pc que usó mientras trabajaba en La Moneda.

En ese sentido Zumelzu manifestó que “espero que la declaración de Dávalos sea más fructificara que la última, donde dice que no sabía nada del negocio, o que se entero por la prensa, lo cual raya en lo absurdo”. Añadió además que “el señor Escalona es el informático de La Moneda y puede decir en qué consistió el formateo, y en qué términos se los pidió Dávalos. En cuanto al coronel de Carabineros, tendrá que aclarar por qué no pudieron encontrar más información, entendiendo que la PDI ya ha levantado datos”.

Para la parte querellante resulta esencial que el el hijo de la Mandataria aclare de una buena vez “si fue él quien dio la orden de borrar el contenido del computador que usaba en La Moneda; por qué motivo ordenó que se borrara dicha información; si sabía que iba a ser investigado por el caso Caval y por eso ordenó borrar los archivos; qué información contenía ese computador que necesitaba ser borrada; (si) usó el computador de La Moneda para sus negocios personales; y si desde ese computador envió correos electrónicos al Sr. Luksic”.

Con respecto a Escalona se busca que explique por qué hizo caso a la orden de Dávalos. También a juicio de los querellantes el coronel Tapia tiene que explicar por qué no se pudieron recuperar más datos y si “se necesitaba de algún programa especial que su unidad no tenía para recuperar los ya mencionados archivos”.

La citación al ministro Díaz, según la parte querellante, apunta a saber si tenía conocimiento que el pc había sido formateado “al momento de señalar que se habían borrado por protocolo (en una conferencia de prensa en La Moneda el 24 de agosto)”.

Pues bien, finalmente el fiscal Toledo aceptó citar a todas las personas mencionadas con excepción del secretario de Estado, argumentando que “se resolverá su utilidad con las declaraciones anteriores”.