Síndico Herman Chadwick A1

Ciro Colombara, el abogado del síndico de quiebras Herman Chadwick le entregó al Juzgado Civil de Santiago las respuestas de su defensa en torno a las objeciones presentadas sobre su cuenta por parte de la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento (SIR) y ciertos acreedores.

Según consigna La Tercera, todo esto en el marco del convenio judicial existente entre el empresario Patricio Wiesner y cerca de 36 acreedores por la deuda de 5 mil millones de pesos.

Pues bien esta deuda Chadwick la resolvió con la venta de los predios en Machalí por 6.500 palos a la pyme de Natalia Compagnon y Mauricio Valero, Caval.

Además dentro de estas indagatorias que también realiza la fiscalía para descubrir su hay delitos, todos los que interpusieron esta acción apuntan a que derechamente Chadwick no dijo a la junta que le pagaría más de 400 palos al ex militante UDI, Juan Díaz, mientras que por otro lado critican el “excesivo” retiro de honorarios del Síndico.

“Se encuentran excedidos en la suma de U.F 140,86, toda vez que el síndico retiró la suma bruta de UF 7.510,76 debiendo haber retirado UF 7.369,81”, señalaron.

La respuesta por parte de Chadwick y su abogado no tardó en llegar: En torno a los pagos a Juan Díaz, la defensa sostuvo que “consta del propio convenio, que se entregaba un mandato al síndico para efectuar labores o trámites administrativos que fueran necesarios para modificar la zonificación o uso de suelo de los inmuebles que forman parte de la masa de activos, a fin de mejorar su valorización comercial”. En esa línea se daba por hecho que “habrían gastos y honorarios que demandaría estas labores”. Lo que sí, Chadwick admitió que “los mencionados honorarios no cumplieron con la formalidad de ser aprobados por la comisión de acreedores de manera expresa”.

Ante la lluvia de críticas por el excesivo retiro, Colombara expresó que “cuando se calcularon los honorarios de este síndico, se hizo sobre el monto total disponible, quedando el saldo para repartir entre los acreedores, ya que conceptualmente, es difícil conocer lo segundo (el saldo), si no se ha calculado lo primero (…). La diferencia que constató la SIR se debió únicamente y exclusivamente a un error aritmético, fruto de una diferencia en el criterio utilizado, el cual no ha tenido en caso alguno una actuación de mala fe”.

El jurista se mostró tranquilo ante la decisión que determine la justicia. El tribunal deberá entregar su postura dentro de 10 días.

“Este convenio fue absolutamente exitoso. Es por eso que tenemos la confianza y la certeza de que en definitiva el juzgado va a aprobar la cuenta y vamos a resolver satisfactoriamente esta controversia de carácter civil”, cerró el abogado.