Iglesia

El cura polaco Krzysztof Olaf Charamsa, quien fue suspendido de sus funciones en la curia por admitir su homosexualidad negó en entrevista con una cadena de televisión italiana que en el Vaticano exista un “lobby gay”.

“No hay ningún lobby que me apoye. Nunca encontré un lobby gay en el Vaticano”, dijo el religioso según consignó BíoBío.

Charamsa insistió en que ha “conocido curas homosexuales, a menudo aislados como yo, pero ningún lobby”.

El cura corre el riesgo de perder su condición de sacerdote por haber admitido su homosexualidad y su relación con otro hombre antes del actual sínodo sobre la familia.

“He conocido curas homosexuales que eran también muy homófobos, que vivían odiándose a ellos mismos y odiando a los demás; pero también he conocido varios homosexuales fantásticos que figuran entre los mejores ministros de la Iglesia”, agregó.

El religioso reveló además que le envió una carta a los obispos de la Doctrina de la Fe, a la que él pertenece, para transmitirles su “espíritu de apertura”.

Desde 2005 la Iglesia prohibió la ordenación de curas con tendencias homosexuales.