BIANCHI

Felipe Bianchi, periodista y comentarista deportivo, se emputeció luego de enterarse este miércoles de la colusión en el papel tissue en la que incurrió CMPC Tissue (del grupo Matte) y SCA Chile (ex Pisa), según acusó la Fiscalía Nacional Económica.

Por esta razón es que aprovechó el libre espacio que le otorgan las redes sociales para disparar, chato de todos los casos de trucherías en “la pesca,el confort,el litio,el fútbol profesional,las farmacias,los pollos,las corredoras de bolsa”. En esa línea preguntó si existirá “algún área con empresarios honestos”.

Bianchi disparó contras las sanciones que considera débiles y casi nulas contra los poderosos y sugirió pasar “de la etapa multa a la etapa cárcel de una vez por todas. ¿Será mucho pedir?”.

Fuera de toda la gravedad que significa el hecho como tal, al periodista de Chilevisión le molestó lo siguiente: “¿Habrá algo más ordinario que mentir, hacer trampa y robarle al vecino (al pobre y al rico) sólo por tener más plata? ¿Habrá ambición más penca que esa?”.

La fuerte crítica de Bianchi salpicó incluso a la Iglesia Chilena, ya que a juicio de Bianchi “cada domingo cierra sus puertas a separados y gay, pero las abre de par en par a empresarios ladrones. Clarito el mensaje”.

El hombre de las comunicaciones se lanzó en picada contra estos “narcos del confort”, mencionando el modus operandi utilizado, mecanismo en el que surgen “nombres y cuentas falsas, teléfonos y computadores truchos y botados al río, conversaciones en clave y reuniones secretas”.

“Tenemos a los empresarios más lesos y amateur del mundo: siempre, pero siempre, los engañan sus propios ejecutivos. Si serán…”, sostuvo, al mismo tiempo que dijo que “tan pajarones que son todos: los empresarios, el Gobierno, el Ejército, la Iglesia, la ANFP. Sólo se enteran después y por la prensa #sioye”.

Para el periodista, “con razón hablan más de lo privado (sexo,drogas,fe) q de lo público. Para ellos, en lo público todo vale y no es pecado ser una rata miserable”.

“Desconfía de cualquiera que piense o diga que la familia es más importante que la sociedad. Posible ladronazo”, aconsejó Bianchi.