rollo confort

Jorge Morel Bulicic se llama el ex gerente general de CMPC Tissue, la papelera del grupo Matte implicada en la colusión de precios en concomitancia con la ex empresa Pisa, actual SCA Chile, entre 2000 y 2011. Morel, según el requerimiento de la Fiscalía Nacional Económica (FNE), fue el ejecutivo de la empresa madre del poderoso grupo económico que lideró las conversaciones con su contraparte para ponerse de acuerdo en las cuotas del mercado y los precios del papel higiénico, las servilletas, los pañuelos, las toallas de papel,  y los faciales.

Pero Morel no sólo tuvo una activa participación en la trama en que también están involucrados Cecilia Haberne (ex gerenta comercial), Eduardo Serrano (ex gerente general CMPC Papeles), Alejandro Nash (ex gerente general CMPC Tissue), Felipe Alamos, Cristián Rubio (ex gerente general Tissue Chile), José L. Aravena (ex subgerente de ventas de CMPC Tissue) y Fernando Riquelme. Según un perfil construido por el diario La Segunda, fue un ejecutivo que estuvo más de 25 años en la empresa y que llegó a recibir una distinción como representante del “espíritu CMPC”.

El reconocimiento, narra la publicación, le llegó siete años atrás, exactamente en marzo de 2008.

“Alguien que obtenga el premio al espíritu CMPC debe sentir la empresa como propia, y por lo tanto, cuidarla y proyectarla como si el fuera uno de sus dueños”, dijo el alto ejecutivo en esa oportunidad.

“Esto implica tratar de actuar permanentemente de acuerdo a sus principios, valores y objetivos, disfrutando al máximo con los logros de la empresa y sintiendo como propios los problemas y dificultades que aparecen en el camino”, manifestó además.

Antes de caer en desgracia el año pasado, Morel, que ingresó a la empresa en mayo de 1987, llegó a tal nivel de valoración en la empresa que constantemente invitaba a viajar a los mejores clientes de la Papelera, además de desempeñarse como secretario en las reuniones del directorio que presidía Eliodoro Matte.

En 2013, fue designado para liderar la investigación por las irregularidades detectadas en la filial de la empresa en Colombia.

Luego de que el miércoles se destapara este nuevo caso de colusión que golpea la fe pública, la empresa CMPC hizo frente al hecho señalando, por medio de una declaración pública, que “la empresa se autodenunció ante la Fiscalía Nacional Económica tras haber conocido acuerdos de coordinación entre algunos de sus ejecutivos y la competencia”.

En esa línea, sostuvo que “declaramos nuestro total y profundo rechazo a las conductas denunciadas” y agregó que “han realizado todas las acciones necesarias para evitar que estos hechos vuelvan a repetirse”.