FPR201:Durante el invierno del 2011 multiples fueron las protestas y manifestaciones sociales en chile , preincipalmente los estudiantes .durante agosto las protestas se incrementaron recibiendo como respuesta de parte delas autoridades una represion desmedida.santiago,chile. Una gran manifestacion por la educacion y diversas demandas sociales se llevo a cabo en valparaiso.valparaiso,chile.21-05-2011

Voy a escribir un cuento culiao. Uno sobre la simple posibilidad de la utopía de la gobernabilidad, sana, centrada en procesos comunitarios de desarrollo y la CTM. Pienso en eso desde hace rato, aunque no me corresponde, porque yo me dedico a la ficción y esta otra huevada es preocupación de políticos profesionales, que si bien utilizan elementos ficcionales, tienen un sentido mucho más verificable de la huevada pública. Yo hablo desde el jardín de mis alergias, pero fundamentalmente como miembro más o menos activo (o erecto) del Pacto Urbano La Matriz en Valpo, que tiene como objetivo básico la defensa del borde costero y la de una ciudad en ruinas que debe luchar por permanecer ruinosamente digna.

En ese contexto bajo de mi casa, ubicada en el cerro Bellavista, por una de las escaleras más cagadas y meadas de la zona. Voy al plan para imprimir un documento en un cíber, hojitas con las que debo presentar un libro de Gonzalo León en Cerro Jiménez, “Exilio Dorado”. Luego paso por la farmacia y compro un Viadil. Me topo en la Pinto (la plaza Aníbal Pinto) a los chicos de Revolución Democrática con un piquete que inscribe militantes y decido hacerme miembro del partido. Me arrepiento casi de inmediato, pero igual era necesario como una alianza táctica, estamos con ellos en esto de las primarias ciudadanas o independientes. Lo que en verdad me hizo decidirme es que me emocionó escuchar el discurso del compañero presidente Allende cuando ganó el 70, hecho canción e interpretado por cantantes de la plaza. Ese párrafo que dice que no tiene carne de mártir (y lo era el culiao) y que le ordena a su pueblo que vuelvan a sus casas en paz (se rumoreaba golpe y cosas conspirativas) y que abracen a sus hijos… ahí yo cago, porque esa recomendación doméstica del compañero es tan hermosa que no puedo dejarla pasar en los momentos en que debemos recuperar a nuestros clásicos para la lucha. Sobre todo hoy, cuando el papel del papel es tan fundamental.

No quiero hablar de lo hablable, sólo decir que si la oligarquía chilensis queda en evidencia plena, la sensación de revolución se inmediatiza, mamá. Eso sí, tenimos que ser cautelosos y astutos, y dejar de hablar en consignas como lo hace el izquierdismo saco de huevas. Me lo digo a mí mismo ahora que soy militante táctico de un partido de niños cuiquitos, como lo fui alguna vez del MAPU (me avergüenzo un poco de ello, a pesar de mis amigotes del Comité Local de Enseñanza Media a quienes quiero mucho, porque eran unos genuinos luchadores del socialismo).
Hoy el relato funcional dice otra cosa. La revolución de ahora, culiaos míos, es la puesta en obra de cierta republicaneidad, así de genérico. Dejo a la imaginación culiá de los compañeros definir esa generalidad; por ahora hay que ahorrar papel, ese es uno de los temas de hoy. Porque no quiero escribir, por obvia, la palabra probidad, ni la palabra ciudadanía, mamita, ni ninguna otra que aluda a lo ya dicho. Hay que sistematizar prioridades en un programa razonable de gobernanza, pero sin la derrota inscrita en un gritito callejero pendejístico de un dañado culiao que rebota en los escudos de un paco. No nos preparemos más para la derrota, perritos. Es hoy el momento histórico que augurara el compañero presidente Allende, cuando dijo que superarán otros este momento… en pleno bombardeo, ¡mamá!

Todo esto lo digo como un marxista reculiao de hoy, rechazando el modo catoliquito de cierto progresismo y el fundamentalismo pelotudo del izquierdismo pendejoso. En nuestro barrio ideológico hay quienes, inconscientemente, quieren reproducir el modelo Karadima-Matte de abuso, por eso hemos tenido Concertación culiá tantos años. Llegó el momento de diseñar y construir un superyó a la altura de las necesidades históricas. Me carga la política. El arte más aún. La alergia me provoca fobia, es un efecto secundario de los antiestamínicos.