quilapayun-yt

La renuncia del pinochetista, historiador y doctor en derecho, Gonzalo Rojas, a la Universidad de Los Andes debido a un tributo en el recinto a grupos musicales de izquierda como Quilapayún, generó diversos coletazos por parte de la banda antes mencionada.

A través de una contundente carta publicada en su cuenta oficial de Facebook, el grupo dueño de “La Muralla” señaló que “el señor Rojas, que desea hacerse pasar por “historiador”, debería informarse antes de hacer afirmaciones acusatorias sobre un grupo que forma parte de la cultura nacional y cuya obra artística ha sido reconocida en todo el mundo”.

En esa línea le recordaron al docente que “un académico chileno dedicado a la historia está obligado a cumplir con las exigencias de un rigor propio de una actividad universitaria seria y fundada, especialmente cuando se trata de cuestiones que tienen que ver con la historia cultural de nuestro país”.

Ante las acusaciones por parte del pinochetista, Quilapayún despejó las dudas y aclaró que el grupo musical “nunca perteneció al MIR, ni cantó su himno, como lo afirma Rojas, porque nunca simpatizó con esa tendencia, contraria al espíritu democrático que es la esencia misma de la lucha que ha dado este grupo”.

“Atribuirnos falsamente canciones e ideas que nada tienen que ver con nuestra trayectoria es simplemente mentir con el objeto de desacreditar nuestra labor. Y lo más grave de esto, es que estas mentiras se difunden con el objeto de justificar la censura en contra de un concierto que ha tenido lugar en una universidad nacional y en el que se han incluido canciones nuestras”, criticó el grupo que formó parte de la Nueva Canción Chilena.

Sobre los propios dichos de Quilapayún, que hace unos días señalaron que la U. de Los Andes estaba en deuda con ellos por lograr que Rojas renunciara al recinto. La banda explicó que se referían “con ello a este espíritu sectario, odioso y censurador. En realidad, la deuda es mayor de lo que pensábamos, porque a estas cualidades del señor Rojas se une la de mentiroso.

“¿Y qué tiene que hacer un mentiroso enseñando historia en una universidad chilena?”, cerró su contundente respuesta Quilapayún.

Cabe recordar que a través de su habitual columna de opinión por radio Bíobío, el pinochetista Rojas recordó erróneamente algunas letras de Quilapayún con el fin de que sirvieran como base a su renuncia a la Universidad de Los Andes: “En la lucha contamos las horas / A los ricos les llega su fin / Porque estamos seguros de triunfar / con el pueblo conciencia y fusil”.

Por su parte precisó que “este grupo, Quilapayún, ha dedicado sus mejores esfuerzos a predicar el odio y la lucha de clases. A predicar la violencia y a promover un regimen comunista. Lo siento, de esto no tengo dudas. Hace diez años vengo trabajando en un libro sobre el cultivo del odio en Chile”.

El error de Rojas, tal como lo señala Quilapayún, es que la letra antes citada no les pertenece, ya que forma parte del himno del MIR “Trabajadores al poder”, de Nelson Villagra.