SergiojadueA1

“Es algo súper burdo, un cahuín típico chileno, lamentable”, fueron las palabras que profirió Sergio Jadue el jueves de la semana pasada cuando hizo frente a los rumores de renuncia a raíz del viaje expreso que había hecho al extranjero por motivo de su vinculación con el caso sobornos en la FIFA. Siete días exactos pasaron para que las palabras del ahora ex presidente de la ANFP fueran arrastradas por el viento, y contrastadas no sólo por su implicancia en la investigación que lidera la fiscal estadounidense, Loretta Lynch, sino por un hecho contundente… una cuenta en un paraíso fiscal.

Ayer, después de que El Mercurio publicara que el regente había partido a Estados Unidos no en viaje de vacaciones con su familia, como el mismo dijo en el Aeropuerto de Santiago, sino para reconocer culpabilidad, para confesar, y de esa manera evitar una condena mayor de parte de la justicia norteamericana, la revista Qué Pasa adelantó lo que sería la lápida para Jadue, nada menos que una cuenta bancaria en las Islas Vírgenes.

Según la investigación publicada en extenso en la edición de este viernes, el ex presidente de La Calera creó, mientras mantuvo las riendas del fútbol chileno, un vehículo jurídico conocido en el mundo de las finanzas como “sociedades offshore”.

A través de este Jadue manejaba grandes sumas de dinero que movía por medio de Amicorp, una empresa dedicada a las asesorías de inversiones y con presencia en más de 40 países del mundo.

Según indica Qué Pasa, este dinero nunca pasó por Chile, y el exdirigente los habría justificado como pagos por sus labores como vicepresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).

Pese a que no está aún determinado, las sospechas apuntan al millón y medio de dólares que -según la fiscal Lynch- Jadue habría recibido de parte de Datisa a modo de soborno. Asunto, que tal como la renuncia la semana pasada, el otrora timonel había negado en su momento. “Nosotros recibimos un millón de dólares de anticipo por derechos de televisión, el depósito fue en 2013, el comprobante está en nuestra federación. Ese pago fue por anticipo de la realización de la Copa América, eso después se descontaba del total”.

El viaje a Estados Unidos

Chile caía estrepitosamente ante Uruguay en Montevideo la noche de este último martes, cuando Sergio Jadue hacía abandono del país rumbo a Miami.

Por la mañana, según detalló El Mercurio el exdirigente fue escoltado por efectivos del FBI, y de hecho descendió del avión antes que el resto de los pasajeros.

El motivo del viaje, ya una verdad del porte de un buque, fue para confesar su participación en los hechos que investiga la fiscalía de Nueva York, cooperar con la indagatoria y de esa manera acogerse al beneficio legal que implicaría una pena de entre tres a cinco años de libertad vigilada que Jadue deberá cumplir íntegramente en Estados Unidos.

Jadue no viajó en situación de testigo protegido, por lo que él mismo deberá costear su permanencia en el país del norte.

La misma noche que abordó el avión ya había trascendido que había dejado una carta en la ANFP donde ponía su cargo a disposición.

“Luego de haber entregado al país su primer título de Campeón en su historia, como fue alzar la Copa América Chile 2015, el haber Clasificado y asistido al Mundial de Brasil 2014, el haber organizado un Mundial Sub 17 Chile 2015 y una Copa América, haber modernizado la Anfp, su estructura, reglamentos y Campeonatos, y lograr la mejor posición de una selección Chilena en el Ranking Fifa, doy un paso al costado, con la satisfacción de decir: misión cumplida”, se leyó en uno de los párrafos de la misiva revelada ayer, un días después de que desde la ANFP, el vicepresidente y ahora timonel interino, Jaime Baeza, diera a conocer una declaración pública del organismo en donde expresaron que ” el jueves pasado, al regreso al país del señor Jadue, le solicitamos reunirnos en forma urgente y extraordinaria con el fin de aclarar las interrogantes que circulaban respecto de los hechos investigados por la Fiscalía Norteamericana. Dicha reunión se llevó a cabo el mismo jueves, y en virtud del que el señor Jadue no dio respuesta ni aclaró  las inquietudes planteadas, se le solicitó, que diera un paso al costado por el bien de la industria y del fútbol chileno”, agregó.

De acuerdo a otro dato que agrega Qué Pasa en su publicación de este viernes, más allá de lo expuesto oficialmente por la ANFP, Jadue sí habría reconocido a los directivos que estaba contra las cuerdas, y que de hecho estaba negociando con la justicia de los Estados Unidos, algo que el transcurso de los días parece dar por hecho.

Les reveló que había viajado por lo menos tres veces a Nueva York en el último mes y que tenía todo planeado, confidencian en el organismo, cita textualmente la revista.

“Lo que comienza espurio termina espurio y esto comenzó bien espurio”, fue la expresión que utilizó el día miércoles el ministro del Interior, Jorge Burgos, frase que tras 48 horas resuena acaso como una verdad fáctica.

La situación de Jadue, ahora ya alejado completamente del fútbol chileno, también trajo a la memoria la recordada conferencia de prensa de Marcelo Bielsa el 4 de febrero de 2011 cuando dejó la selección para siempre…  “creo y ojalá me equivoque, que con el tiempo el fútbol chileno no le va a perdonar a los actuales concesionarios de los clubes Colo Colo, Universidad Católica y Universidad de Chile, las consecuencias de este escenario que han creado, más aún teniendo en cuenta los motivos por el que lo hicieron”.

Si el “Loco” tenía razón sólo el tiempo lo dirá, lo cierto es que el mejor año deportivo en la historia del fútbol chileno terminó de la manera más espuria posible.