carlos heller a1

Al igual como ya lo han hecho otros dirigentes del fútbol chileno, el presidente de Azul Azul, Carlos Heller, entró al ruedo para referirse a la situación de Sergio Jadue, recién renunciado a su cargo de timonel de la ANFP a raíz del caso sobornos en la FIFA.

“Lo que pasó (…) creo que nos engañó a todos al decir que no va a renunciar, que no estaba involucrado que se iba de vacaciones. Es un engaño”, dijo el regente en declaraciones consignadas por La Tercera.

“Todo el país se siente engañado”, agregó en esa línea.

Respecto de lo que viene para la ANFP, hoy con el interinato de Jaime Baeza, apuntó a que “espero que esto termine de buena forma y que lleguemos a la transparencia en fútbol chileno. No tengo listas, candidatos ni nada. La persona que llegue va a contar con mi apoyo”.

Según Heller, “hay que cambiar los estatutos para que pueda llegar gente que no solo haya sido presidente de clubes”.

El fútbol chileno, añadió Heller, “es una linda actividad que no merece estar en la prensa constantemente vapuleada por cosas extra”.

Cabe recordar que Jadue partió la noche del martes rumbo a Miami a pasar unos días de vacaciones con su familia, según dijo.

Con el correr de las horas trascendió que en realidad había ido a declarar ante la justicia de Estados Unidos para reconocer su culpabilidad, y de esa forma acogerse al beneficio de obtener una condena menor de lo esperado. Esta podría ir entre tres a cinco años de libertad vigilada en el país del norte.

Este viernes, la revista Qué Pasa reveló otro dato desconocido de esta historia. Jadue, mientras estuvo en la ANFP mantuvo una cuenta en el paraíso fiscal de Islas Vírgenes, donde movió grandes sumas de dinero. Esa plata nunca pasó por Chile y el negocio lo hizo mediante un vehículo jurídico conocido en el mundo de las finanzas como “sociedades offshore”.