BIANCHI

Una profunda conversación sobre la actual crisis que atraviesa la dirigencia del fútbol chileno sostuvo con El Dínamo, y desde Estados Unidos, el periodista deportivo Felipe Bianchi.

Bianchi, quien días atrás escribió en Twitter que “por decencia mínima, no puede hacerse cargo del fútbol chileno nadie que haya defendido o promovido a Segovia y a Jadue. Sería vergonzoso”, afirmó que “los dirigentes del fútbol chileno –salvo honrosas y mínimas excepciones- vienen dando pena desde hace décadas. Antes de la SA y en esta última etapa han mostrado una ineptitud y una codicia superior al promedio. Y, desde luego, una patudez que raya en lo patológico. ¿Pensaban que alguien iba a creer que fueron “engañados” y estaban “sorprendidos”? Obviamente es mentira. Todos sabían quién era y qué hacía Jadue y su gente. Absolutamente todos. Pero prefirieron mirar para el lado porque les convenía. Un asco de gente”.

En ese sentido, consultado sobre la responsabilidad de la administración anterior, la de Harold Mayne-Nicholls, dice que “no supieron, no pudieron o no quisieron sacar la basura del fútbol. No denunciaron con la suficiente fuerza, incluso en Tribunales, donde había que hacerlo. Fueron pavos, débiles, lentos”.

 

Respecto de las relaciones que ha habido entre la ANFP con éste y el anterior gobierno, sostiene que “no estaría de más que la Presidenta hablara y explicara por qué colaboraron tanto con esa calaña de gente. Y también sería bueno que hablara el ex Presidente Piñera, que bastante tuvo que ver con la llegada de Jadue. ¿O se le olvidó que, cuando estaba en Colo Colo, fue idea suya y de su gente hacer el cambio? Resulta demostrativo que ni él ni Ruiz Tagle, ni Yuraseck, ni Valdés, ni Leonidas Vial, ni Guillermo Mackenna, ni Luis Felipe Gacitúa, ni Segovia, ni Eguiguren, ni Lafrenz, ni Patrick Kiblinsky hayan pedido perdón todavía por el dantesco error que cometieron y el enorme daño que ayudaron a causar. Se creyeron inteligentes y conocedores del ambiente y mira cómo terminamos. Vergonzoso”.

¿Y quién salva?

Bianchi asegura que con los actuales se ve difícil. Imagínate que están dando vueltas –¡y con el apoyo de Colo Colo!- nombres como los de Nasur, Felipe Muñoz, Delgado o Artiguez. Es increíble. Sólo falta que reaparezcan Lino Díaz, Ambrosio Rodríguez, Dragicevic o el guatón Vergara. Es como para ponerse a llorar.

 

Respecto de que si sus opiniones lo hicieron merecedor en alguna oportunidad de amenazas por parte de Jadue o sus asesores, dice que “directas no, porque este tipo de gente suele ser muy cobarde. Pero indirecta, muchas veces. Trataron de que fuera despedido en Chilevisión, en la radio Cooperativa y en El Mercurio. Presionaron una y otra vez. Pero mis jefes, profesionales y honestos, cumplieron su rol…y los mandaron a la cresta. Siempre, cosa que agradezco. Encontraban tan picantes a estos arrogantes de quinta categoría, que más bien les daba risa. Nos reíamos juntos de su mezcla de tupé, infantilismo y ordinariez”.

Finalmente, si entre los logros, clasificación al Mundial y obtención de la Copa América le da algún crédito a Jadue contestas tajante: “Ninguno. De partida, el éxito deportivo sólo es mérito de los jugadores que juegan afuera y de dos técnicos argentinos: Bielsa y Sampaoli. Pero además parece que a todos ya se les olvidó que la verdadera elección de Jadue y su gente fue Borghi, no Sampaoli. Y que con su tozudez casi destruyen todo lo avanzado. Si no fuera por la presión de la prensa más despierta, nada de lo que estamos viviendo habría pasado. Sampaoli no fue idea de Jadue, ni por casualidad. No le quedó otra, que es muy distinto. Como no sabían qué hacer después de la cagada inicial, tuvieron que hacer caso no más”.