hasbún A1

Como un fallo que atenta contra la libertad de expresión calificó el diputado de la UDI, Gustavo Hasbún, la resolución de la Corte de Apelaciones de Santiago que lo desaforó en el marco de la querella por injurias que presentó la familia de Rodrigo Avilés, el joven que resultó gravemente herido en una marcha el pasado 21 de mayo en Valparaíso por efecto del chorro de un cargo lanzaaguas.

“Da una señal negativa al país. Lo que pasó en Valparaíso demuestra claramente que cuando se criminaliza la acción policial, la policía termina inhibiéndose de poder actuar”, indicó el parlamentario, consigna emol.

“Hoy la señal que dio la Corte de Apelaciones de Santiago no es sólo coartar la liberad de expresión, sino que claramente da una señal negativa al accionar de Carabineros”, insistió.

Sobre los dichos respecto de los cuales fue querellado, dijo que “yo emití un juicio político, de valor, una crítica política hacia el accionar del Gobierno y los partidos de la Nueva Mayoría que buscan criminalizar la acción policial En ese sentido mantengo mi posición”.

Además, Hasbún se quejó de que estemos en “un país donde la Corte o los jueces están más preocupados de criticar o en este caso coartar la libertad de expresión, que detener a los delincuentes o a quienes andan saqueando o encapuchados por la vida generando desórdenes”.

Finalmente, anunció que apelará a la Corte Suprema para que “corrija el juicio político que emitió la Corte de Apelaciones de Santiago”.

Los dichos en cuestión

Cabe recordar que el gremialista perdió su fuero por el hecho que partió cuando Felix Avilés, el padre del joven lesionado,  lo acusó de atacar la honra de su hijo cuando dijo que la Presidenta Michelle Bachelet era “capaz de ir a saludar al padre de una persona que en forma encapuchada, que había tenido incluso participación en saqueos en locales comerciales, en desórdenes y que fue víctima de un accidente, es capaz de ir a saludarlo”.

“Esto demuestra que el gobierno de Michelle Bachelet no sólo ha criminalizado la función policial, sino que claramente defiende más a los delincuentes, defiende más a los violentistas, que en este caso a los funcionarios policiales”, profirió además Hasbún en esa oportunidad.

El legislador, en todo caso, se defendió argumentando que “nunca he injuriado ni calumniado al señor Avilés ni a su familia”.