confort

La respuesta presentada por SCA Chile al requerimiento presentado por la Fiscalía Nacional Económica (FNE) ante el TDLC, apunta derechamente a acusar a CMPC Tissue de “amenazarla” y “disciplinarla” con el fin de que estuviera dentro del arreglín que por más de diez años afectó al bolsillo de todos los chilenos.

Según consigna El Mercurio, en este documento que consta de 124 páginas además la firma empresa de origen sueco juró de guata que “SCA Chile no obtuvo beneficios económicos a causa de la colusión; y, por lo mismo, los consumidores que adquirieron sus productos no sufrieron daños consecuentes”.

El matutino a su vez agrega que SCA entregó una serie de emails entre ejecutivos de ambas empresas y se habla también de una importante reunión en México donde se contó con la presencia del ex gerente general de CMPC, Arturo Mackenna.

En cuanto a cómo se llevaban a cabo las trucherías en esta colusión, SCA se defendió con todo indicando que CMPC fijaba los precios, porcentajes de participación de cada firma y monitoreaba que todo se cumpliera.

“Cada vez que PISA no lograba que una o más cadenas de retail implementaran los precios fijados por CMPC -o cada vez que PISA se desviaba de dicho objetivo- Eduardo Hola (gerente de ventas de SCA) recibía llamadas telefónicas y/o correos electrónicos de Felipe Álamos (gerente comercial de CMPC Tissue), mediante los cuales éste lo coaccionaba para que obtuviera la inmediata implementación de los precios”, dice el texto.

El Mercurio indicó en el documento aparece que CMPC a veces castigaba a SCA por no cumplimiento de órdenes quitándole espacios en las góndolas de los supermercados o activaba promociones.

Algunos extractos del documento de la SCA:

“CMPC no solo lideró y coordinó la colusión, sino que también implementó y mantuvo un estricto y estrecho monitoreo sobre SCA Chile, lo cual le permitió reclamar -y exigir- la corrección de las desviaciones de precio en que incurría SCA Chile, bajo amenazas”.

“Eduardo Hola fue el funcionario de SCA Chile que recibía las instrucciones de CMPC. Y él era la persona que recibía, directamente, los reportes de seguimiento que CMPC realizaba para verificar el cumplimiento de sus instrucciones”.

“CMPC preparaba reportes que entrega por escrito a Hola. Generalmente se los entregaba en reuniones que citaba especialmente para estos efectos. Durante un tiempo, además, CMPC entregó dichos reportes de monitoreo a través de la cuenta de Gmail que Felipe Álamos ordenó a Hola que creara”.

“Así, por ejemplo, dos semanas después de la implementación del alza efectuada a mediados de noviembre de 2007 -específicamente el 30 de noviembre-, Álamos envió a Hola un correo electrónico: “Te adjunto archivo con la “realidad” del mercado al día de hoy. Como puedes ver, estás tremendamente desposicionado en relación a lo conversado… se ve que te aprovechaste del fin de mes… Hablemos urgente este tema”.