cristian monckeberg a1

El presidente de Renovación Nacional, Cristián Monckeberg, salió al paso de la declaración entregada a la fiscalía por la nuera de la Presidenta Michelle Bachelet, Natalia Compagnon en torno al Caso Caval, en la que admitió haberle pagado al estudio jurídico de la actual jefa de Gabinete de la Mandataria, Ana Lya Uriarte por asesorías. Por otra parte la esposa de Sebastián Dávalos criticó el “mal manejo” político de Peñailillo cuando el caso estalló.

Según consigna La Tercera, Monckeberg afirmó sin pelos en la lengua que “el gobierno no ha aprendido de sus errores y prueba de ellos es que el caso Caval afectó de nuevo el círculo de la Presidenta Michelle Bachelet”.

Añadió además en sus dardos que “el gobierno no cortó de raíz este problema y hoy les estalló en la propia Moneda”.

El diputado RN apuntó a que es imprescindible que limpien “al máximo la imagen de la Presidenta”. En esa línea se preguntó: “no sé qué hace el señor Riquelme en La Moneda, ni que hace Ana Lya Uriarte sin dar explicaciones valederas”.

El diputado UDI, Ernesto Silva, se sumó a los cuestionamientos de su par RN y consignó que mientras más información se conoce sobre Caval, “más enredoso” se torna el tema para la Mandataria. Por ello, enfatizó que “lo que aquí va quedando claro es que el círculo de la Presidenta y su círculo más estrecho están involucrados en las actividades de Caval y que ella no supiera eso es algo hoy día que ya no lo cree nadie”.

Cabe decir que la nuera de la Presidenta Michelle Bachelet y dueña junto a Mauricio Valero de la pyme Caval detalló ante el fiscal Luis Toledo que “contratamos” durante el año 2012 a la jefa de Gabinete de la Presidenta, “porque Gonzalo Vial estaba interesado en comprar la central termoeléctrica Los Guindos y se necesitaba saber si la plata era efectivamente lo que se ofrecía, y se le pagó a ella desde la cuenta corriente de Mauricio Valero”.

En otros pasajes de su testimonio arremetió contra el ex ministro del Interior por su actuar tras el destape del caso Caval y las instrucciones que dio en torno a la renuncia de Sebastián Dávalos a la Dirección Sociocultural de la Presidencia.

Compagnon aseguró que a penas la revista Qué Pasa destapó el caso Caval en febrero del año pasado, “fui testigo del mal manejo realizado por quien en ese momento era la primera autoridad del país, esto es en decisiones políticas y comunicacionales referidas al estallido del denominado caso Caval. Me refiero al ex ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo”.

La socia de Mauricio Valero en la pyme Caval relató ante el Ministerio Público los hechos que acontecieron cuando todo explotó: “Encontrándonos en Caburgua, mi esposo le informa a la Presidenta de su decisión de renunciar y nos trasladamos de inmediato a Santiago para reunirnos con él (Peñailillo), pues debíamos seguir sus instrucciones. Al llegar a Santiago nos pusimos en contacto de inmediato y nos dijo que no nos reuniríamos ese día, ya que él iba saliendo a Chillán para la inauguración de una estación de Bomberos. Eso fue un día miércoles”.

A renglón seguido precisó que “durante todo el día jueves siguiente lo esperamos, tratamos de ubicarlo y no fue posible reunirnos con él, lo cual nos preocupó por lo delicado de lo que estaba pasando. Posteriormente, el día viernes, nos retrasó hasta el mediodía, llegando a nuestra casa, la cual estaba absolutamente rodeada de vehículos y personas de la prensa transmitiendo en vivo a diferencia del día anterior”.

La nuera de la Mandataria le contó a la Fiscalía que el ex secretario de Estado tenía ya armado todo el plan para que Dávalos renunciara a la Dirección Sociocultural de La Moneda: “Peñailillo le dice a Sebastián que tiene que renunciar en la puerta de la casa a lo que mi esposo se negó y señaló que él asumió en La Moneda y que en el mismo lugar renunciaba. Así lo hizo y se dirigió a Palacio, lugar en el cual se reunió con su equipo y les informó su renuncia”.

Al ser consultada sobre su postura ante el formateo del PC que usó el hijo de la Presidenta en La Moneda, la empresaria contestó que tras renunciar Dávalos a su cargo el día viernes 13 de febrero “llegó a nuestra casa y me dijo que había pedido que le borraran el usuario y password (contraseña) de su computador personal del trabajo para evitar que terceros, Peñailillo o Cristián Riquelme (administrador de La Moneda), pudieran manipular la información contenida en el mismo. Esto se manejó de manera inexplicablemente deficiente, lo que no da lugar a pensar que son meras desprolijidades”.

Sus dichos están en línea con lo expuesto por su marido cuando declaró en diciembre de 2015 ante el fiscal Toledo que “al momento de dejar mi cargo decidí pedir a funcionarios de informática del Palacio de La Moneda que borraran mi perfil de usuario y password, porque no quise exponer a que fuera manipulado, introduciendo información en mi computador en el cual yo trabajaba, pues tenía temor fundado de que así podría ocurrir”.

En materia judicial, Compagnon será formalizada el próximo viernes 29 de enero junto a su socio en la pyme Caval, Mauricio Valero, todo esto por posible delito tributario y soborno. Se investigan boletas truchas en la contabilidad por 160 palos además de pegas no realizadas a la firma Lo Beltrán del ex dirigente de la UDI, Patricio Cordero.

Ante este punto la esposa de Dávalos se defendió jurando que “el contrato por Lo Beltrán lo vi porque lo encontró mi abogado en la carpeta de la investigación. En el SII me mostraron unas facturas que yo no conocía. (…) Yo no tenía poder para manejar las cuentas corrientes y productos, que era una tarjeta de crédito. Las facturas, chequeras y el digipass los tenía Mauricio”.