hasbún A1

Rodrigo Avilés, el estudiante de Letras de la Universidad Católica de Chile que quedó en coma el 21 de mayo pasado tras ser azotado por el carro lanzaagua de Carabineros durante una manifestación en Valparaíso, decidió hacerse parte en la querella que presentó su padre en contra del diputado de la UDI, Gustavo Hasbún.

Según informó El Mostrador, Avilés acudió este martes al Octavo Juzgado de Garantía y la Corte Suprema, para hacerse parte de la acción judicial presentada por su progenitor. Esto luego de que la defensa de Hasbún alegara “falta de legitimación activa” por parte de Félix Avilés para presentar la querella en su contra.

La defensa del joven, Eduardo Villagrán, señaló que si bien no están de acuerdo con dicho argumento prefirieron hacerse parte del proceso. “Nosotros a pesar de que no compartimos el argumento, este resquicio formal de la defensa del diputado Hasbún, nos hacemos parte. Rodrigo ahora está en condiciones de concurrir al juzgado de Garantía y a la Corte Suprema y presentar un escrito en el que él se hace parte y ratifica todo lo que ha hecho su padre”, sostuvo, agregando que “esto obliga a la defensa del señor diputado a cambiar su estrategia”.

El padre del estudiante criticó “el hecho de que hoy la propia legislación distinga entre ellos, los representantes, y nosotros, los ciudadanos comunes y corrientes, nos habla de una concepción de Estado y Gobierno arcaico”.

“El fuero parlamentario distingue entre chilenos de primera y segunda categoría y en un contexto de desacreditación y desconfianza hacia el mundo político es necesario avanzar hacia una institucionalidad más democrática que, por ejemplo, no contemple el fuero parlamentario”, agregó.

Recordemos que luego de que el legislador tildara al militante de la UNE de “delincuente y encapuchado”, la familia del estudiante decidió querellarse por injurias y calumnias en contra de Hasbún.

En diciembre pasado la Corte de Apelaciones aprobó el desafuero del diputado para que enfrente como un ciudadano común y corriente la acción judicial presentada en su contra.

Ahora será la Corte Suprema quien deberá revisar si ratifica o no la decisión del tribunal de alzada y desafuera al parlamentario gremialista.