MIR

El Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) anunció este domingo que se encuentran ya en la etapa final en su afán por convertirse en partido político por primera vez en sus 50 años de historia (fue fundado el 15 de agosto del 1965).

En compañía del comité central, el presidente de la colectividad, Demetrio Hernández, indicó que la idea es presentarse como una alternativa ante la gran desafección que remece a la actividad política.

“Las condiciones actuales en la que los niveles de corruptela, abuso de poder e injusticia social, reinan en la sociedad manteniendo de rehenes a la grandes mayorías, se hace necesaria la presencia pública de nuestro partido, que está libre de las causas que tienen a la política con los niveles de desprestigio conocidos”, manifestó.

La idea del movimiento, agregó Hernández, es crear un nuevo frente, el que consideraría al Partido Humanista y al Partido Progresista de Marco Enríquez-Ominami, el hijo del histórico secretario general, Miguel Enríquez.

“Esta es una alternativa que se presentará ante los jóvenes descontentos por la corrupción existente en el país”, manifestó.

“Debemos envolver a la sociedad chilena en aspiraciones sin resolver como el sistema de pensiones y la urgencia de crear una asamblea constituyente”, agregó Hernández.

Para dar forma a este anuncio, la cúpula dirigencial se reunirá mañana con el Servel, instancia en donde se darán a conocer lo requisitos.

En conversación con The Clinic Online, la histórica dirigente Mónica Quilodrán, dijo días atrás que “históricamente se entiende que el MIR privilegia solo una estrategia de lucha y eso no ha sido nunca así. Si bien es cierto que nosotros pensamos que es difícil llegar a tener un programa político de gobierno en un capitalismo neoliberal, nunca hemos desechado las instancias legales y electorales. De hecho ya en la UP, en vida de Miguel, se discutió la legalidad del partido. Se barajó llevar candidaturas senatoriales y de diputación, que luego se sacrificaron para apoyar las de la UP”.

A propósito de la alianza con el PRO, en esa oportunidad, Demetrio Hernández, tambien se refirió a la situación que atraviesa ME-O a raíz de su implicancia en el caso SQM.

“Ahí hay un tema que tiene que resolver Marco, esperemos que lo resuelva bien por él y por Miguel”, puntualizó, palabras que fueron ratificadas este domingo.