TAJO ABIERTO - PROMO - Rihanna Cooper 02

Mientras recorre Chile durante enero y febrero, y se prepara para trabajar en su cuarto disco a partir de marzo, Francisca Valenzuela tiene un especial compromiso: la realización de un festival de música de corte feminista que bautizó como Ruidosa.

Desde un principio supo que no quería solo shows musicales. Pensó en conversatorios que permitieran la reflexión sobre las problemáticas que viven las mujeres en el ambiente y que sirvieran de ejemplo y motivación para otras.

“Cuando empecé a tocar, tenía una curiosidad tremenda por saber cómo funcionaba el negocio. Busqué referentes y no había. La única mujer que en ese momento tenía una carrera comercial de solista en Chile era Nicole y a ella le escribí pidiéndole ayuda. La idea de conversar de manera consciente e intencional con otras mujeres que han estado en este negocio, me parece alucinante. Mi groupie interior está contenta porque ver a una mujer en una posición que a una le interesa, como una cantante o una productora, puede tener un impacto fuerte en muchas personas”, explica Francisca Valenzuela al teléfono con The Clinic Online.

La primera edición del Festival Ruidosa (revisa aquí su página oficial) tendrá ocasión el 5 de marzo en la Fundación Cultural de Providencia y contará con shows de Francisca Valenzuela, Camila Moreno, Paz Court, entre otras, a partir de las 13:00 horas. Además tendrá stands con emprendimientos levantados por mujeres.

Entre concierto y concierto, habrá dos conversatorios con mujeres de la industria musical chilena. El primero lo compondrán Javiera Mena, Denise Rosenthal, Camila Moreno y Francisca Valenzuela. El segundo, estará orientado a mujeres en el ámbito de gestión cultural y medios de comunicación, y en él participarán Carla Arias (Sello Quemasucabeza), Carmen Barahona (Doll Music), Carolina Ozaus (Femfest) y las periodistas Javiera Tapia y Marisol García.

DES-SATANIZACIÓN DEL FEMINISMO

El festival Ruidosa se define como feminista. Corto y claro. Francisca y el equipo, también integrado por Patricia Leiva, directora del blog Zancada, decidieron darle este carácter con el fin de ayudar a terminar con el prejuicio que alguna gente tiene con esta postura ideológica.

“Parto por la premisa de que hay una problemática que es sistémica y está arraigada en el mundo de la música, por eso el festival es feminista. Pero además, nombrarlo así tiene como fin derrumbar esta noción satánica que hay sobre el feminismo, como si fuera una cosa excluyente y contraria a algo. No es así. De hecho, se origina en búsqueda de promover la igualdad y la multiplicidad de verdades”, dice Francisca.

El festival es visto por la compositora como una oportunidad para reflexionar sobre el lugar de la mujer en la industria musical nacional. Si bien, bajo su punto de vista la situación no es paupérrima, existen desafíos importantes.

“Hay una mejoría a nivel laboral para todas nosotras que estamos haciendo carreras artísticas sustentables de manera independiente, claro, porque las estamos haciendo. Pero hay problemas. Tú ves mujeres en las películas, sobre los escenarios, en los medios, pero bien pocas en los cargos de poder de la industria cultural, donde la mayoría son hombres, y muchas veces, hombres sin mucha empatía ni sensibilidad social”, explica.

Patricia Leiva, cabecilla del blog Zancada y también a cargo del festival, cree que la discusión de género en el ambiente es necesaria. “Si no se evidencian las diferencias que aún vivimos, a todos nos seguirá pareciendo normal que, por ejemplo, en un festival de cinco días haya sólo una artista invitada en medio de un lineup lleno de hombres. O que a las mujeres artistas se le exijan características que no tienen nada que ver con la música para demostrar su talento”, indica la diseñadora gráfica.

Sin ir más lejos, el festival de Viña del Mar, pronto a realizarse, tiene sólo tres mujeres invitadas, en un total de dieciséis hombres.

“MEJOR HAZ UN CALENDARIO”

En ese escenario, una de las motivaciones que pusieron en marcha Ruidosa, es el trato que muchas veces deben soportar las artistas.

Valenzuela cuenta que ha vivido situaciones complejas. “He ido a reuniones con gente importante de compañías discográficas y te incomodan. Crean una situación casi como de una petición de matrimonio, que usted no sé qué, que usted no sé cuanto. Te tratan con condescendencia. ‘Porque eres una niña inteligente te voy a decir las como son’. Esos son los códigos de comunicación, hay un sexismo totalmente sistémico”, explica.

“Una vez me dijeron ‘para qué vamos a poner tu disco, mejor haz un calendario’. O, ‘cómo te voy a tomar en cuenta si andas con ese vestido’. Y uno aguanta esas cosas, dice ‘filo no más’, pero ahora me doy cuenta que no tiene por qué ser así”, afirma.

Javiera Mena, la popular cantante de electro-pop que también participará en los conversatorios del festival, deja ver otras características del sexismo en el rubro. “Muchas veces ponen por delante la belleza de las mujeres, las destacan por eso y no por otras cosas. Como que una mujer no pudiera ser inteligente. En los estudios la mentalidad es de Club de Toby y siempre hay que estar probando que uno tiene una inteligencia tan poderosa como la de un hombre”.

En la ocasión se presentarán Valenzuela, Camila Moreno, Paz Court, Natisú, Marineros y Planta Carnívora, asegurando cierta heterogeneidad en el cartel, aunque siempre coqueteando con más cercanía con el pop. Esa variedad era importante para la fundadora del festival.

“Me interesaba no fuera un único tipo de mujer o un único tipo de proyecto. Ese acercamiento a la variedad, versatilidad y ruptura del código estereotípico de las mujeres, también es relevante para este proyecto”, cuenta Francisca.

Por ahora, a Ruidosa le ha ido bien. Llenaron todos los cupos –cerca de 1.200 inscripciones– para los dos conversatorios que se realizarán entre los shows el próximo 5 de marzo. La convocatoria fue abierta tanto para hombres y mujeres e incluía un cuestionario, ideado por Valenzuela, donde se les preguntaba por qué querían asistir.

“Fue alucinante leer las respuestas. Habían mujeres que decían ‘yo soy ingeniera en sonido y estoy complicada con la situación porque los estudios son un Club de Toby y es raro’. ‘Quiero ser músico, tengo 15 años, y no entiendo mucho cómo poder hacerlo’, ‘trabajo en el Sernam, hago magíster de género’, cosas de ese tipo. Son hombres y mujeres que están interesados en este tema y creo que se puede abrir una ventana importante en el diálogo. Lo interesante es tener una conversación donde el relato sea contado desde la boca de las mujeres”, explica Francisca Valenzuela.

A pesar de estar copados los conversatorios, los siete shows musicales están abiertos. Se podrá acceder a ellos desde las 12:30 horas del 5 de marzo, aunque se aconseja llegar temprano pues se harán en los patios de la Fundación Cultural de Providencia, con cupos según el horario de llegada.