golborneokok

Tomás Carrasco, ingeniero comercial, dueño de las empresas VSA y Siglo Outsourcing, holding que presta servicios contables, entre otros, será formalizado el 30 de marzo por presuntos delitos tributarios.

Según informa La Tercera, el empresario imputado por realizar forwards irregulares con Penta para evadir impuestos, declaró que sus empresas emitieron facturas por $ 160 millones a diferentes empresas, por pedido de Laurence Golborne. Los dineros provenientes de las compañías involucradas fueron distribuidos posteriormente por VSA y Siglo Outsourcing a personas relacionadas a la candidatura del ex secretario de Estado de Sebastián Piñera.

Según la solicitud de formalización realizada por el fiscal Manuel Guerra y los fiscales Carlos Gajardo y Pablo Norambuena, se levantarán cargos “por delitos tributarios previstos y sancionados en el artículo 97 N° 4 inciso primero y final del Código Tributario y por el delito previsto en (…) artículo 97 N°5 del Código Tributario, cometidos durante los años 2008 al 2014, en carácter de consumados y reiterados”.

En su última declaración ante la fiscalía, en noviembre, Carrasco dijo que “a Laurence Golborne lo conozco hace más de 25 años. Lo conocí cuando fui a vender mis servicios como Siglo a Chilgener, y él era gerente de administración y finanzas. Luego nos compramos un sitio vecino en Santuario del Valle en La Dehesa. Con Laurence tenemos bastante relación, nos juntamos de manera bastante habitual, fuimos juntos al mundial de Sudáfrica”.

En relación a las facturas para financiar su campaña, afirmó que “a fines del año 2012 conversamos con Laurence y él me preguntó si lo podía ayudar en su campaña en cuanto a que necesitaba facturar ingresos y cubrir costos, que no tenía una empresa para hacerlo y si yo lo podía hacer con alguna de mis empresas. Esto, porque Laurence estaba comenzando una campaña presidencial para las elecciones a fines de 2013. Yo accedí y le dije que bueno”.

Carrasco detalló el nombre de todas las empresas a las que VSA facturó a petición del entonces precandidato presidencial: Ripley, Inversiones Caburga, la acerera CAP, Watt´s, el banco BCI, Inmobiliaria Ecomac, GT Advisors, Inversiones Paso Nevado e Inversiones Longovilo.

La otra empresa de Carrasco, Siglo Outsourcing, emitió facturas Inversiones Santa Virginia y la constructora FFV, que luego fueron anuladas por instrucción de Golborne, indicó.

Carrasco declaró que “no hay ningún servicio real que Asesorías VSA le haya prestado a esas empresas”. Y agregó en su testimonio que “como he dicho, fue la manera que Golborne me pidió para reunir fondos para su campaña”.