creador youporn

En visitas a páginas pornográficas, Chile se destaca por tener altos índices de consumo a nivel mundial. De acuerdo a lo que publicó un estudio del sitio web para adultos, PornHub, el promedio nacional de cada usuario es de 8 minutos y siete segundos. Pero, lo que muy pocos saben es quién está detrás de estas páginas que cuentan con millones de usuarios del mundo. En este artículo, se cuenta la historia del belga Fabian Thylmann o más conocido por algunos medios europeos como “el rey del porno”.

Thylmann, recoge Soho, armó su imperio con la sencilla idea de ofrecer porno gratuito y de calidad de una manera simple.

Es así como PornHub, Youporn, RedTube, Brazzer y Plaboy Plus son parte de Manwin, la compañía creada por el empresario europeo y que en 2012 le proporcionó 100 millones de dólares.

Lo que hizo el ideólogo de los principales portales de sexo explícito en el mundo es copiar el modelo de Youtube. Es decir, calcó los tubes (agregadores de vídeos al igual que el conocido portal) y lo aplicó para la industria pornográfica. Esto fue el inicio de páginas como PornHub, sitio que cuenta con más de 87.000 millones de vídeos y arroja un promedio de unas doce grabaciones por cada persona que existe en el mundo.

Al contrario de los que muchos podrían pensar, Thylmann confiesa que no ve porno. “Al menos no tanto”, reconoce y cuenta que hace tres años se alejó de la industria para dedicarse a otras inversiones. Es por eso que con los dividendos que le dejó las visitas a sus portales, ahora tiene la compañía de inversión, STATSnet BVBA. Lo único que conserva visiblemente de su vida pasada es una oficina con: una alfombra que tiene varios conejitos de Playboy y un cuadro de Picasso hecho con imágenes pequeñísimas de mujeres masturbándose, penetraciones y un montón de tetas.

Con tan sólo 37 años, el empresario europeo tiene una vida normal que se diferencia de otros fundadores de grandes imperios construidos en base al sexo, como es el caso de Hugh Hefner. Es divorciado, tiene dos primogénitos y se dedica a invertir en nuevas empresas. En este momento, pone sus fichas en una de bebidasa energéticas y otra de aparatos que sirven para componer planos esféricos.

Sobre cómo inició su imperio, Thylmann revela que pidió un préstamo de 350 millones de dólares a inversores de Wall Street pero que tuvo problemas porque dice “los bancos negocian con vendedores de armas, pero el porno les parece poco ético”.

No obstante, contra viento y marea consiguió la plata solicitada y así inició a administrar las páginas de porno con cifras que sorprenden: oficinas en cinco países, más de 1200 empleados y alrededor de 65 millones de visitantes únicos al día.

Esta es parte de la historia del belga Fabian Thylmann, responsable de que muchos de nuestros compatriotas y de personas alrededor del mundo pierdan varias horas al frente de sus ordenadores.

Si quiere leer la historia completa del “rey del porno”, haz click aquí