yo aborto A1

El Gobierno se anotó ayer la primera victoria en el camino para despenalizar el aborto en las causales de riesgo vital de la madre, inviabilidad fetal y violación. La iniciativa que tiene detractores tanto en el propio oficialismo como en la derecha, fue aprobada por la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados, aunque con ciertas indicaciones que modifican el proyecto original del Ejecutivo.

Desde la Falange explicaron que el respaldo que le entregaron los integrantes de la instancia a la iniciativa, se da luego de que el partido llegara a un acuerdo con el Ejecutivo con el fin de despachar un proyecto “más equilibrado”. Así, según declaró el diputado Fuad Chahín el Gobierno se comprometió a ingresar las dos indicaciones propuestas por la DC que corresponden a un plan de acompañamiento a la mujer y la denuncia obligatoria del equipo médico en caso de violación, incluso sin el consentimiento de la víctima.

“Nosotros hemos aprobado estas tres causales, porque hemos llegado a un acuerdo completo e íntegro con el Gobierno y con la Nueva Mayoría, en el sentido de lograr un justo equilibrio entre hacerse cargo de la situación excepcionalísima de las mujeres en estas tres causales y también resguardar el derecho de la vida del que está por nacer”, señaló a La Tercera.

Según el legislador el texto “establece que siempre va a haber investigación penal: si es que no lo hace la mujer mediante una denuncia, lo que tiene que hacer el equipo médico y el jefe del centro hospitalario responsable; tiene que enviar los antecedentes al Ministerio Público para que éste inicie una investigación de oficio, porque nosotros no queremos que la interrupción del embarazo por la causal de violación pueda traer como consecuencia la impunidad del autor del delito”.

Dicha indicación, explicó Chahín, debería aprobarse este miércoles en la votación en particular “porque ese es el compromiso que tienen todos los diputados de la Nueva Mayoría y el Ejecutivo”.

Por otro lado y como era de esperarse a quienes no les gustó nada la aprobación del proyecto en la Comisión fue a la UDI. Como ya es costumbre, tras la sesión aseguraron que impugnarán ante el Tribunal Constitucional la iniciativa, pues a su juicio, atenta contra la vida del que está por nacer.

“Hoy es un día negro y triste para la historia de Chile”, sostuvieron los diputados de la UDI Claudia Nogueira, Renzo Trisotti, Arturo Squella y Juan Antonio Coloma, según consignó Emol.

“Se ha aprobado un proyecto que prácticamente incluye el aborto libre al establecer como causal la violación sin denuncia y que tiene una serie de deficiencias respecto de las causales de incompatibilidad fetal y riesgo vital. Es decir, estamos con una ley que consagra el aborto libre, vulnerando los derechos del que está por nacer”, alegaron.

En esa línea, enfatizaron en que “sin duda, vamos a hacer reserva de constitucionalidad respecto de este proyecto. Será el Tribunal Constitucional el que se va a pronunciar finalmente, pues pensamos que esta propuesta vulnera la Constitución que mandata a proteger la vida del que está por nacer”.

Por su parte, los diputados de Amplitud Joaquín Godoy y Pedro Browne, el independiente Vlado Mirosevic y Giorgio Jackson (RD), respaldaron transversalmente la iniciativa pidiéndole al Gobierno que deje de ceder ante la DC.

“No es necesario, para la Presidenta, recurrir a renuncias en el proyecto de ley que despenaliza la interrupción del embarazo en tres causales para que sea aprobado. Los votos dentro del Comité Independiente están, para que el proyecto, que es de cuórum simple, sea aprobado”, declaró Jackson.

Vlado Mirosevic sostuvo que “este proyecto se puede aprobar antes del 21 de mayo y esperamos que la DC no siga poniéndose en contra de la libertad individual y de los derechos reproductivos de las mujeres”.

Con todo, el proyecto que lleva más de un año en trámite legislativo estaría listo para pasar a Sala, donde necesita de 60 votos a favor para su aprobación.