vacuna A1

Los padres de una guagua de cuatro meses reafirmaron que no vacunarán a su hijo, a pesar del dictamen que dio a conocer la Corte Suprema de Santiago.

El Máximo Tribunal del país le ordenó al Hospital Base San José de Osorno a aplicar todas las “inoculaciones e inmunizaciones” que por edad le corresponden al menor.

Sin embargo, el padre del lactante, Héctor Higueras, aseguró que no vacunará a su hijo mientras no exista certeza real de que el “timeroasal”, sustancia que contienen algunas de las vacunas, no es nocivo para la salud del pequeño.

“Yo no puedo inocular a mi hijo con una sustancia que está en tela de juicio, yo no voy a inocularlo con un producto que es cuestionable, del que no hay ninguna ley al respecto”, señaló a BíoBío.

Higueras confirmó que no acatará la orden judicial, la que calificó de “represiva”.

“No vamos a acatar la orden judicial hasta que el Ministerio de Salud nos entregue certificado de inocuidad de las vacunas”, dijo.

El padre del menor explicó que a su juicio “hay una mitología de la inmunización, la gente está vacunando a sus hijos por instinto”.

Higueras aseguró que recurrirán a todas las instancias que sean necesarias para evitar la vacunación del menor, incluso ante organismos internacionales.