Cruz Blanca

El Máximo Tribunal del país falló a favor de una afiliada de Cruz Blanca que fue hostigada por parte la isapre para que cambiara su plan de salud. Esto luego de que rechazará los recursos interpuestos en contra de la resolución que condenó a la prestadora privada a pagar una indemnización de $16 millones.

Según informó Emol, el fallo unánime fue aprobado por la primera sala de la Suprema con los votos de Patricio Valdés, Rosa María Maggi, Juan Eduardo Fuentes y los abogados (i) Álvaro Quintanilla y Rafael Gómez.

La víctima, Carolina Pomés Pirotte recibirá $15 millones por concepto de daño moral, y $1.409.081 por daño emergente.

En la resolusión se detalló que Cruz Blanca tiene la obligación de “reparar adecuadamente todo daño o perjuicio causado, deriva de la vulneración de un deber de conducta, que afecta el interés de una determinada persona, provocando que el incumplimiento por una parte a una obligación comprometida en ese vínculo que provoque daño al otro contratante, hace que el primero deba responder por ello”.