longueiraA1

El exministro Pablo Longueira declaró por cerca de tres horas en el marco del llamado caso Corpesca que investiga la fiscal Ximena Chong.

El ahora exmilitante de la UDI llegó a eso de las 8 horas al Centro de Justicia para comparecer a la diligencia en calidad de testigo.

Tras el interrogatorio, y cuando aprestaba a ser abandono del lugar, Longueira fue increpado por un manifestante, hecho que lo obligó a volver a ingresar al recinto.

Según consigna ADN Radio, en las afueras del Centro de Justicia hubo manifestaciones de quienes se identificaron como pescadores artesanales.

“Este señor es el responsable de que los recursos marítimos de todos los chilenos se vayan a siete familias”, señalaron.

De acuerdo a la versión de La Segunda, al exsenador también le tiraron monedas y hubo enfrentamientos entre sus guardaespaldas y manifestantes.

El testimonio de Longueira es crucial para que la fiscal Chong pueda esclarecer las circunstancia en que la empresa Corpesca, controlada por el grupo Angelini, pagó más de 230 millones de pesos al senador de la UDI, Jaime Orpis, a cambio de boletas ideológicamente falsas emitidas por asesores del parlamentario y familiares de éstos, en paralelo a la tramitación de la Ley de Pesca-

La semana pasada, la fiscal Chong envió al Servicio de Impuestos Internos los antecedentes relativos a tres empresas -integradas al caso- que pagaron a través de boleteros al senador de la UDI, imputado por lavado de activos, fraude al fisco y cohecho y desaforado por la Corte de Apelaciones de Santiago. Chong despachó dicho documento, aludiendo a hechos que pueden ser “constitutivos de delitos tributarios”, que incluyen también a los boleteros.

Respecto de Longueira, llega a declarar tras los turbulentos días en que anunció la renuncia a su histórica militancia a la UDI, esto luego de que se revelara que -siendo senador- en agosto de 2010 recibió un email del ex gerente general de SQM, Patricio Contesse, con un documento que luego fue incluido en la redacción del royalty minero.

Longueira aseguró estar limpio, y aseguró que hará todo lo posible para demostrarlo ante la justicia.

“Durante las últimas semanas he estado dedicado a reconstruir el itinerario de mis funciones como senador y ministro, para recopilar los antecedentes que me permitan demostrar en la investigaciones un aspecto que para mí es esencial para vivir con dignidad y con la frente en alto… para vivir con dignidad y la frente en alto, repitió, antes de lanzar acaso la frase más decidora y que tempranamente dio luces de cómo estaba estructurado el texto por el que no aceptó preguntas.

“Soy un hombre honesto”, afirmó Longueira, para luego sostener que “tengo la profunda convicción de que con la ayuda de dios lograré hacerlo, a pesar de la impresionante y abrumadora descalificación pública, que ya me sitúa como condenado, sin que medie aún ninguna acusación formal”.

El fiscal del caso SQM, Pablo Gómez, citó por estas revelaciones a los exministros de Piñera, Laurence Golborne, Felipe Larraín y Cristián. Los tres asistirán en calidad de testigos, y la idea del Ministerio Público es reconstruir cómo se tramitó la citada ley de royalty.