(Ir a 4:37 para ver la intervención de la concejala)

La concejala de Curicó Julieta Maureira acusó en plena sesión al alcalde Javier Muñoz de haberle hecho comentarios indebidos, esto mientras en un acto por el Día de la Mujer se firmaba la política comunal de género.

Tal como se advierte en el video, Maureira abre su intervención comentando que “hoy día salió publicado en los medios de comunicación”… y ahí es cuando relata el episodio acontecido en la Cámara de Diputados, cuando el presidente de la Corporación, Marco Antonio Núñez, se refiere a la diputada Daniella Ciccardini como “Ricardini”.

Tras reseñar el hecho, dijo que “este caso tuvo connotación nacional porque obviamente estamos en la Cámara de Diputados y están todos los medios de comunicación pendientes de lo que sucede en esas instancia. Hago mención a esto porque yo vivo eso constantemente, pero no hay medios que los cubran, ni tampoco hay medios que tengan interés en cubrir una noticia mía. Ustedes se preguntarán por qué, porque todos los medios tienen contrato con el municipio”.

Después hace alusión a los actos que tuvieron lugar en la comuna en conmemoración del Día Internacional de la Mujer. Se quejó, a propósito de aquello, que a ella -la única mujer elegida por la gente- no le ofrecieron la palabra, asunto que sí aconteció con otras funcionarias, asignadas a dedo, subrayó.

En ese sentido, reiteró que el alcalde Muñoz no le otorgó la posibilidad de hablar.

Posteriormente, y con algunos colegas concejales escuchándola atentamente y otros no (tal como se ve en el video), Maureira acusó que “sin hacer mención de lo que sucedió ese día en el escenario, en donde el alcalde me invita a firmar la política comunal de género y mientras yo firmo, me agacho, estando Mario Undurraga detrás mío y Jaime Canales, el alcalde me dice ‘ten cuidado, no te quedes mucho rato así’ ¿Me va a decir que es mentira? (mira al alcalde) Firmando la politica de género frente a 500 mujeres,  y yo le contesto… me está diciendo esto firmando una política de género”.

A renglón seguido, Maureira advirtió que el hecho denota que al alcalde no le importa la política de género.