andres velasco a1

Un curioso aviso a través de Facebook llamó la atención de quienes se emperifollaban el viernes de la semana pasada, ávidos de juerga. “Un buen carrete, entre varios amigos, nos vamos a poner con todo, alcohol, comida y música”, decía el mensaje que en el fondo, que como motivación a tanta maravilla en un mundo donde se cobra por todo, invitaba a pasar gratis a cambio solamente de llevar carné de identidad y de ese modo firmar por Ciudadanos, el movimiento que lidera el economista Andrés Velasco.

“Nosotros tratamos de entrar por el patio de atrás, pero no había paso”, cuenta a La Segunda, Nicolás Aramburú, uno de los asistentes al evento que se realizó en la casa del vicepresidente del partido en formación, Juan José Santa Cruz, ubicada en la comuna de Vitacura.

En un principio, de hecho, había trascendido que la fiesta era el cumpleaños de una de las hijas de Santa Cruz.

En el mismo vespertino, el presidente de Ciudadanos, Alex Olivares, aclara el punto y asegura que “nadie de nosotros hizo el evento en Facebook y ni siquiera era el cumpleaños de la hija de Santa Cruz”. Sí admite que “efectivamente hubo un evento en la casa de nuestro vicepresidente y había un notario”.

“Estas actividades con notarios son comunes, la idea es reunir las firmas”, puntualiza.

Cuenta que “tenemos gente que coordina estos eventos, almuerzos, comidas en la casas, after office con gente y si la convocatoria es buena, ellos gestionan un notario”.

“La idea es que la gente entienda de qué se trata Ciudadanos y se inscriba”, explica Olivares.

“Yo traté de colarme”

Nicolás Aramburú e Ignacio de Geyter fueron dos de los asistentes que relataron sus experiencia en La Segunda. El primero, junto con revelar que había tratado de ingresar por el patio, reitera que tuvo la intención de colarse.

“Traté de colarme y pasar piola en esta multitud de gente que estaba firmando en la cocina, donde se encontraba el dueño de casa, su señora, el hijo, la hija, y como que ahí estaban recolectando gente”.

De Geyter complementa con que en el lugar “mientras sonaba reggaetón de fondo, un grupo mixto de no más de 25 años estaba sentado a un costado de la mesa firmando”.

Según el relato de La Segunda, al ingresar a la fiesta la gente se encontraba con platos con papas fritas y otras fritangas, vasos plásticos y unas 10 botellas de litro de pisco Alto del Carmen.

Para el dueño de casa, José Santa Cruz, se trata de eventos que van a ser permanentemente y “ésta que en teoría era una fiesta, fue para firmar”.

“Que haya eventos es la única forma de juntar firmas y me parece, no tan sólo lícito, sino que lo vamos a repetir permanentemente (…) el punto no es el alcohol”, afirma, pues el asunto es que se convida a adultos a firmar por Ciudadanos ante un notario.