belgicaefe10

El ministro alemán del Interior, Thomas de Maizière, abogó hoy por una cooperación más estrecha entre los servicios secretos europeos frente al terrorismo internacional y lamentó que, a escala comunitaria, el almacenamiento de datos siga funcionando como “ollas separadas”.

“Lo más importante para la prevención es la información. Tenemos que intercambiar la información de que disponemos”, afirmó el ministro en declaraciones a la televisión pública ZDF, en un programa especial centrado en los atentados en Bruselas.

En Europa las autoridades de inmigración, los estamentos policiales y los servicios secretos siguen funcionando como “ollas separadas”, argumentó De Maizière, de manera que no se cruzan los datos de que se dispone, sino que se “almacenan en silos”.

En una intervención anterior, el ministro había informado ya del reforzamiento de los dispositivos de seguridad en fronteras, aeropuertos, estaciones de ferrocarril y otros lugares de tránsito.

“Estamos siguiendo todos los indicios de peligro de los que tenemos conocimiento en Alemania”, añadió.

Desde Baviera, el “Land” por el que Alemania recibe principalmente las mayores oleadas de refugiados, su titular de Interior, Joachim Herrmann, apremió a la creación de un registro de ingresos y salidas de territorio de la Unión Europea (UE) y puso como modelo el sistema estadounidense.

“Tenemos que saber quién entra y quien sale. En Estados Unidos esto se da por normal. En Europa en cambio no tenemos una visión panorámica de ello. No es que eso sea un remedio para todo, pero aumentaría la seguridad en nuestro país”, indicó, en declaraciones que publica la edición de mañana de “Münchner Merkur”.

Estos pronunciamientos siguen a la reacción ante los atentados de la canciller Angela Merkel, quien además de expresar su solidaridad a Bélgica prometió todo el apoyo de su Gobierno para la detención de sus responsables.

“Nuestro horror es tan grande como la determinación de imponernos al terrorismo”, afirmó la jefa del Gobierno alemán, para añadir que es preciso dar una “respuesta unitaria” a escala de la UE al terrorismo.

“Alemania trabajará con el Gobierno belga y con sus fuerzas de seguridad para dar con los responsables de estos crímenes, detenerlos y castigarlos”, afirmó Merkel, para quien los autores de los atentados son “terroristas despiadados”.

La canciller explicó que los ministerios del Interior y de Transportes han coordinado las medidas necesarias para reforzar los dispositivos de seguridad, al tiempo que aseguró que se trabaja “desde todos los estamentos” para “hacer frente a la amenaza terrorista”.

Al menos 34 personas han muerto y otras 200 han resultado heridas en los atentados de hoy en el aeropuerto de Zaventem, en Bruselas, y la estación de metro de Maalbeek, en el centro de la capital belga.