berríos A1

Un sueldo mínimo de 400 lucas. Esa fue la propuesta del obispo de Rancagua y vicepresidente de la Conferencia Episcopal, Alejandro Goic, que provocó bastante sorpresa de buena parte de la opinión pública este lunes.

Uno de los que apoyó su idea, fue el sacerdote jesuita Felipe Berríos, en diálogo con radio Cooperativa. El cura, que ha mostrado su visión progresista respecto a diversos temas sociales y políticos, dijo sentirse “orgulloso” de que Goic haya planteado este tema.

“Me alegro que los curas y los obispos salgan a hablar de estos temas que son los más cercanos al evangelio”, apuntó el jesuita.

Sin embargo, respondió a las declaraciones del arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, quien aseguró que su sueldo es de 400 mil pesos. Berríos no dio fe a las palabras del mandamás de la iglesia chilena. “Yo encuentro bastante absurda esa respuesta, porque si ganara 400 mil pesos no andaría en auto con chofer”.

“Puede que gane eso, es como una vez le preguntaron a Bill Gates cuánto ganaba él y dijo ‘la mayoría de las cosas las recibo de regalo’. Yo creo que a monseñor le deben dar una casa, le deben de dar una oficina, lo deben de transportar”, DIJO.

En la misma línea, manifestó que “por mucho que esté viviendo en una mediagua o en un campamento, uno sabe que no se va a morir de hambre. No podemos ponernos nosotros, los sacerdotes, como ejemplo”, manifestó en referencia a los dichos de Ezzati.

“Algo está fallando, hemos deformado lo que enseña el evangelio, sobre la justicia, sobre mirar al hermano (…) hay mucha gente que tiene clarísimo que masturbarse es un pecado, y no lo tienen tan claro con no pagar los impuestos”, disparó el cura.

Sobre la situación del país, dijo que “hay dos Chile totalmente distintos. Cuando veo la propaganda de la televisión es un país irreal con lo que está viviendo la mayoría. Y es muy hiriente, porque tú sabes lo que se están perdiendo tus hijos”.

“¿Somos conscientes que estamos produciendo una sociedad tremendamente desigual, y que eso es una bomba de tiempo? La mayoría de los chilenos no le alcanza su sueldo para llegar a final de mes”, concluyó el cura.