SQM 01

Los abogados querellantes de la Fundación Ciudadano Inteligente, Mauricio Daza, Carlos Hidalgo y Pedro Orthusteguy, denunciaron ante la fiscal del caso SQM, Carmen Gloria Segura, la presunta desaparición de una serie de correos electrónicos de Patricio Contesse, ex gerente general de la minera no metálica. Entre ellos habrían algunos diálogos con Pablo Longueira.

A raíz de la denuncia, la fiscal Segura se contactó con la Unidad Especializada en Lavado de Dinero, Delitos Económicos, Delitos Medioambientales y Crimen Organizado (ULDECCO), a través de un oficio del 17 de marzo, donde ordenó revisar si es que efectivamente se ha manipulado parte de la evidencia del caso SQM.

Según publica La Tercera, Segura escribió en el oficio: “en atención a lo señalado por los abogados (…) en cuanto a la falta de integridad de la evidencia en el computador de Patricio Contesse, puesta a disposición de los intervinientes en un computador del Ministerio Público (…) aclárese por la requeriente, emisor y destinatario de los correos que ha individualizado por fecha. Una vez aclarado, ofíciese a ULDECCO a la subdirección de Análisis y Desarrollo, a fin de que un analista de dicha unidad revise el computador disponible a los intervinientes, la evidencia aludida, constante y certifique la efectividad de lo señalado”.

Los correos, tal como indica el diario, estaban contenidos en un disco duro que el Ministerio Público había puesto en disposición de ambas partes.

Los querellantes indicaron en un documento fechado el 14 de marzo que “el abogado Carlos Hidalgo Guerrero concurrió a la oficinas del Ministerio Público ubicadas en Teatinos 950 piso 6, comuna de Santiago, con la finalidad de revisar la información incautada en el contexto de esta investigación correspondiente a los correos electrónicos que se encontraban al interior del notebook del imputado Patricio Contesse”.

Según la denuncia, “al revisar la información puesta a nuestra disposición en un computador destinado especialmente para tal efecto por la fiscalía, esta parte pudo percatarse que había un número importante de correos electrónicos que habían sido revisados con anterioridad al 16 de febrero de 2016, pero que actualmente no se encontraban incorporados dentro de la evidencia revisada”, consigna La Tercera.

En esa línea, otro escrito de los querellantes hacia la fiscalía, revela que entre los correos que faltan habría nueve mails relacionados al presunto cohecho de Longueira con el ex gerente de SQM Patricio Contesse.