edwards a1

Ya está dicho. El llamado “Panamá Papers” o “Papeles de Panamá es una tormenta que lejos de apaciguarse sigue creciendo con el pasar de las horas. A la revelación original que habla de fortunas de jefes de Estado (Putin, Macri) y celebridades (Messi, Zamorano) ocultas en paraísos fiscales, se debe agregar ahora el capítulo chileno.

Según publica Ciper -medio que también trabajó junto a los 109 medios liderados por ICIJ- desde fines de las década del 70 a la fecha se han detectado unas 200 firmas offshore relacionadas con chilenos o extranjeros que invierten acá, y que tienen sus platas en los llamados paraísos fiscales como Panamá, Islas Vírgenes Británicas, Bahamas, Seychelles y Nevada (USA).

Si bien no hay claridad respecto de las platas invertidas en dichos lugares, el año pasado -según el SII- había US$11.200 millones declarados por 408 contribuyentes que figuraban con inversiones en Panamá, Islas Caimán e Islas Vírgenes Británicas.

Dentro de este grupo de personas aparecen, entre otros, el dueño de El Mercurio, Agustín Edwards; el ex ministro de Pinochet y ex director de SQM, Hernán Büchi; el ex presidente de la CPC, Alfredo Ovalle; la familia Calderón Volochinsky, dueños de Ripley; y los empresarios Luis y Lientur Fuentealba Meier, por citar algunos nombres.

También figura el presidente de Chile Transparente, Gonzalo Delaveau Swett, quien ha gestionado a través del bufete panameño Mossack Fonseca la administración de una serie de las llamadas sociedades offshore con domicilio en Bahamas.

De acuerdo a lo que explica Ciper, en algunas situaciones operan con directorios de pantalla, los que están conformados por ejecutivos del mismo bufete panameño.

Aún no hay evidencias de ilegalidades, y de esas 200 firmas, cerca de 70 seguirían operando.

Las respuestas de los aludidos

Por el lado de Agustín Edwards, Felipe Lyon, se refirió a la sociedad offshore Aladin Marine Corporation, domiciliada en Islas Vírgenes Británicas desde mayo de 1994.

Dijo que se trata de una “una sociedad holding de inversiones”, financiada con “fondos tributados en Chile” y con ingresos provenientes de “su trabajo (de Edwards) en una empresa norteamericana, durante la época en que debió abandonar el país por razones de seguridad personal y de su familia”. La firma en cuestión es Pepsico Inc., compañía de la que Edwards fue vicepresidente entre 1970 y 1975.

Büchi, por su parte, figura como accionista de Compton Investment Inc., empresa registrada en Seychelles en enero de 2011 y cuya directora es su mujer, la abogada argentina María Eleonora Urrutia.

“No soy ciudadana chilena y, dado mi estatus, no me ha correspondido tributar en Chile en base a mi renta global”, dijo la mujer.

Ver la publicación completa acá.

Filtración de archivos secretos revela negocios en paraísos fiscales que involucran a Zamorano, Messi y otras figuras mundiales – The Clinic Online