estadio-yt

Un juez peruano condenó este martes a tres años y cuatro meses de prisión a Jhonatan Solano, el aficionado que el viernes provocó la suspensión del clásico del fútbol peruano entre Alianza Lima y Universitario al detonar un petardo en el interior del estadio.

La sentencia de la magistrada María Álvarez, titular del quinto juzgado de investigación preparatoria en proceso inmediato de flagrancia de la Corte Superior de Justicia de Lima, también incluye una reparación civil en favor del Estado de 4.000 soles (unos 1.050 dólares).

Solano se acogió a la figura legal de la terminación anticipada para acordar entre las partes la pena y la reparación civil finalmente impuesta.

El sentenciado detonó el petardo en la tribuna sur del estadio Alejandro Villanueva cuando el encuentro estaba igualado a un gol.

La acusación valoró que la acción de Solano puso en peligro a los asistentes al partido, que se reanudará el miércoles a puerta cerrada para jugar los 42 minutos restantes.

El compromiso se jugaba solo con aficionados locales por disposición de las autoridades, y el árbitro Henry Gambetta ordenó la suspensión de las acciones a los 48 minutos tras la detonación del petardo.

Solano fue detenido en la misma tribuna del estadio y conducido a una comisaría cercana después de que las grabaciones de las cámaras de seguridad del estadio permitieran a la Policía identificarlo.