bachelet a1 1

Con el Museo Histórico Nacional de la Plaza de Armas de Santiago como telón de fondo, la Presidenta Michelle Bachelet promulgó la Ley para el Fortalecimiento y Transparencia de la Democracia y la que Fortalece el Carácter Público y Democrático de los Partidos Políticos y Facilita su Modernización.

En lo medular, se trata de las nuevas normativas que rayan la cancha para el financiamiento de las actividades políticas, tanto de los partidos como de las campañas.

“Estamos fijando nuevas reglas para nuestra democracia, estamos haciendo lo necesario para que la democracia sea un espacio del juego limpio. No queremos para Chile una política que se hace a espaldas de la gente o que pueda verse contaminada por el dinero”, afirmó la Presidenta.

En palabras de la Jefa de Estado, “Chile merece una política que se hace de frente, que no tiene nada que esconder, que se somete al escrutinio público, a la sana competencia y la transparencia. Una política que se construye en base de ideas y no de slogans, que sabe dialogar, que reconoce la diversidad y crea bien común”.

Con estas nuevas leyes, surgidas a partir del trabajo de la comisión de Probidad que lideró Eduardo Engel, Bachelet expresó que “lo que estamos haciendo es cerrar la puerta a las malas prácticas que se habían arraigado en nuestra actividad política (…) con estas nuevas leyes las reglas del juego de la política chilena cambiaron, son más exigentes, más transparentes, con prohibiciones claras y pérdidas de escaño para quienes cometan delito. Con estas nuevas reglas del juego la política se prestigia”.

“Estamos dejando el poder del dinero fuera de la política, abriendo las puertas de los partidos al escrutinio público y estamos consagrando sanciones administrativas y penales como nunca antes había habido. Estamos poniéndonos todos exigencias mayores que nos deben guiar en todo momento”, cerró.