salmones

Un remezón enfrenta la industria salmonera que opera en el sur del país, esto después de que la noruega Marine Harvest anunciara que despedirá a la mitad de su dotación de empleados; es decir, a 500 trabajadores.

La mayor productora mundial de salmones justifica su decisión en los efectos de la plaga conocida como bloom de algas,  y a los malos resultados del último año, consigna La Tercera.

Los trabajadores que serán desvinculados trabajan en las instalaciones que la firma tiene en Los Lagos y Aysén.

El fenómeno de algas nocivas o bloom de algas dejó pérdidas de 106 mil toneladas equivalente al 12% de la producción anual según cálculos de la Asociación de la Industria del Salmón de Chile, SalmonChile AG.