lucia hiriart

“Doña Lucía de Paine no se ría”, reclamaban esta mañana unos 2.500 vecinos de la comuna de Paine al acudir al Ministerio de Bienes Nacionales para pedir que Cema Chile devuelva la plaza de armas de la localidad, una de las tantas propiedades que maneja la institución que dirige Lucía Hiriart de manera vitalicia.

La plaza de la zona de las sandías es sólo una de las 134 propiedades que le fueron traspasadas a la institución en tiempos de Dictadura, y que hoy el Estado se esmera en recuperar.

Para ello, el Consejo de Defensa del Estado (CDE) presentó los antecedentes ante la justicia, los cuales ya fueron acogidos luego de que la Corte de Apelaciones de Santiago decidiera reabrir el sumario de la indagatoria por supuesta malversación de fondos públicos.

“Estamos trabajando los caminos administrativos y legales para lograr que estos bienes sean restituidos al fisco, por lo que debemos identificar si se cumplieron o no los objetivos con que el Estado le traspasó estos bienes a la fundación”, señaló el ministro de Bienes Nacionales, Víctor Osorio.

En medio de la protesta ciudadana en Paine, la autoridad adelantó que ya se ha logrado hacer el catastro de 118 de las 134 propiedades que tiene Cema.

De esa cifra, precisó Osorio, se determinó que el patrimonio que ostenta la familia de Pinochet supera los 81 mil millones de pesos; es decir, unos 118 millones de dólares.

Ayer, el secretario de Estado manifestó que “lo que hemos ido corroborando es que el fundamento social que se esgrimió durante la dictadura militar para ejecutar estas transferencias, si es que alguna vez existió, ya no existe”, pues “a la fundación CEMA Chile no se le entregaron propiedades de todos los chilenos para que realizara actividades inmobiliarias que están orientadas a resolver las necesidades de una entidad privada”

El reclamo en Paine

Respecto de lo acontecido esta mañana en Paine, el ministro Osorio indicó que  “esta manifestación ciudadana pone en evidencia la grave e insólita situación que vive la comuna de Paine, donde se da la paradoja que la Plaza de Armas no es bien de uso público sino de propiedad privada que la recibió gratuitamente en 1986, en tiempos de la dictadura”.

“La petición que hace este conjunto de vecinos, me imagino que interpreta a la gran mayoría de los habitantes de Paine y nos alienta a seguir con nuestra investigación en todo el país para que logremos la mayor cantidad de antecedentes para disponer a la investigación que ha instruido la Corte de Apelaciones de Santiago, que dio un paso importantísimo al reabrir el caso”, agregó al respecto.

Uno de los vecinos que llegó a manifestar el sentir de la comunidad, identificado como Cristián Cornejo, dijo que “tras conocer la denuncia, nos organizamos para recolectar firmas en distintos lugares de la comuna de Paine y la respuesta de la comunidad fue contundente, manifestando su repudio a la situación y un amplio apoyo para lograr la recuperación de nuestra plaza, objetivo por el cual seguiremos trabajando hasta lograr el objetivo final”.

Rolando Ortega, mejor chef del 2015: “Lucía Hiriart es mala de adentro, igual que un costillar penca” – The Clinic Online