barroso

Julio Barroso lo hizo otra vez. Tal como aconteciera un año y medio atrás, al defensor se le soltó la cadena, pero esta vez no habló contra los rivales ni mucho menos, sino contra su propio jefe, el DT de Colo Colo, José Luis Sierra.

“Nos enfrentamos a un equipo que está allí arriba porque tiene una idea de juego, una idea de trabajo, una línea, que sabe jugarle a los rivales. Ha mostrado una gran capacidad. Eso se puso de manifiesto en los primeros minutos en que ellos propusieron algo que seguramente no estamos preparados para contrarrestar”, disparó el argentino, a propósito de la derrota 3-1 ante Palestino, resultado que compromete las opciones del cuadro albo de campeonar a falta de dos fechas para el final y tercero en la tabla.

“En el fútbol hay que tener realismo y esta es nuestra realidad. Lamentablemente, hay que ser sinceros. En esto, el diez por ciento es suerte, milagro o Dios, como cada uno quiera llamarlo, y el noventa por ciento es trabajo. En este tiempo ya exprimimos ese diez por ciento y cuando necesitamos lo otro no lo tuvimos. Esta es la realidad que nos ha pasado en Copa y en el torneo, prosiguió.

Las críticas veladas a Sierra no cesaron, y Barroso insistió: “Puedes tener un mal partido, mala suerte, pero no puedes salir a jugar los partidos a planificar. Nos ha demostrado Palestino que no teníamos una idea clara, sino que solo era resolver a lo que salía de cada uno en lo personal. Eso ha sucedido durante mucho tiempo (…). Cuando los resultados te sostienen uno puede tapar muchas cosas, cuando no están, ya es como una película o un libro, es una crónica de una muerte anunciada, y si no haces nada para cambiarlo, está claro que te llega. Ahora tenemos que remar con una situación adversa grande, difícil, a la que lamentablemente llegamos por responsabilidad de lo que no se hizo y de lo que no se planificó”.

Desde las perspectiva del cuestionado DT, el asunto pasa por lo siguiente: “Es parte de la actividad (los cuestionamientos). Esto es así; cuando los resultados no se dan, sobre todo en un equipo como Colo Colo, muchas cosas se ponen en duda y se cuestionan. El primero que se cuestiona soy yo. Valoro lo que dice el presidente, pero obviamente ese apoyo debe ir resguardado con los resultados”.