ANFP

La Fiscalía Oriente investiga un traspaso de US$ 100 mil dólares desde la ANFP al ex presidente de Deportes Concepción, Adolfo Sabando, en el marco de la indagatoria que sigue por la lavado de activos y delito tributario en contra del ex presidente Sergio Jadue, hoy indagado en Estados Unidos -donde reside- por recibir coimas cuando era parte de la Conmebol.

Entre los datos sospechados por el Ministerio Público figuran dos correos electrónicos que dan cuenta de una posible triangulación para que los US$ 100 mil, unos 67 millones en moneda chilena a julio de 2015, terminaran en la cuenta personal de Sabando, quien renunció en diciembre pasado a la presidencia Fuerza, Garra y Corazón, la administradora del Club Deportes Concepción que hoy enfrenta serias dificultades económicas.

El dinero en cuestión forma parte de los US$ 3,2 millones que dejó como premio a dividir entre los 32 clubes nacionales, la firma del contrato entre NIKE y la ANFP en abril de 2015 por poco más de US$ 7 millones. Este último le permite a la empresa de artículos deportivos que la Selección Chilena lleve el logo de la compañía en la camiseta y en toda la indumentaria. Tiene una duración de 8 años e incluirá el mundial Rusia 2018 y las clasificatorias para Qatar 2022.

Los depósitos

Las comunicaciones digitales en poder de la Fiscalía Oriente, comienzan a las 12.01 pm. del 22 de julio de 2015. En el e-mail, Sabando le escribe a Sergio Jadue con copia al prestamista Fernando Cassorla, dueño de la firma Tangerine. En él solicita que los US$ 100 mil dólares provenientes del contrato con NIKE, sean depositados en la cuenta de Cassorla. El “asunto” del correo, decía: “confirmación”.

Nueve minutos más tarde, Jadue le responde a Sabando con copia al entonces secretario general de la ANFP, Nibaldo Jaque. De allí en adelante, comienzan los traspasos.

El 24 de julio Cassorla, a través de Tangerine, deposita a las 9.53 am, la suma de 35 millones a la cuenta de Adolfo Sabando en el Banco Santander.

A las 10.25 se realiza depósito por $ 5 millones, minutos más tarde $ 5,82 y $ 7,26 millones, todos a la misma cuenta.

La transferencia no terminó allí. El 27 de julio, a las 11.39, Tangerine vuelve a transferir a Sabando. Esta vez poco más de $3,7 millones. La suma total en pesos chilenos fue poco más de $56, 8 millones. Al total de los montos entregados faltan $ 10 millones de pesos que ahora son materia de investigación, al igual que la fórmula usada para transferirlos.

Los vínculos

Un ex dirigente de la ANFP consultado por este diario, explicó que la forma en que recibió la plata Sabando a través del prestamista Cassorla, tuvo un “carácter excepcional”, toda vez que el club lila mantenía altas deudas con la multifutbolera. Incluso, comentó la fuente, hubo varios a quienes, en vez de transferirles los US$ 100 mil no se les entregaron atendido a que mantenían acreencias vigentes.

De esta manera, se señaló, el único que podía autorizar dicha operación a favor de Sabando era Sergio Jadue “y nadie más”.

En esa línea, se descartó que Jaque e integrantes de la genrencia del fútbol chileno en ese tiempo tuviesen alguna participación en el hecho, ya que sólo fueron “informados” de la operación financiera.

La misma fuente explicó que Cassorla es un conocido factoring del fútbol y que muchos clubes ceden facturas para tener una rápida liquidez.

Sin embargo, Sabando, Jaque y el agente de futbolistas Pablo Tallarico, tuvieron participación por igual en la Sociedad Fuerza Garra y Corazón entre 2010 y 2011.

Otras fuentes de la ANFP, indicaron que por la cercanía de Sabando con sus ex socios y con el propio Jadue, es que se hizo una “salvedad” con el traspaso del dinero.

De hecho, Tallarico, Sabando y Jaque, enfrentan una querella por una supuesta estafa interpuesta por el empresario ligado a Santiago Morning, Miguel Nasur, por acreencias impagas en un viejo litigio al interior del fútbol nacional. Ninguno de los tres recurridos penalmente hasta ahora ha sido formalizado.
 
La primera asesoría
 
No es lo único que tiene en su poder la Fiscalía Oriente. También un contrato ligado al juicio arbitral que tuvo la ANFP con PUMA, la empresa que precedió a Nike como símbolo de la camiseta de “la roja”, donde aparecen también Jadue, Jaque y Cassorla y el desconocido empresario -de profesión veterinario- Rodrigo Cisternas Nazar, cuyos giros societarios nada tienen que ver con el fútbol.
 
Actualmente, Cisternas Nazar forma parte de tres sociedades. Se trata de Ingeniería y Servicios CyC, Inversiones Ferroz Limitada e Ingeniería Econoenergía Limitada. Ninguna presenta problemas tributarios en el SII.
 
La historia detrás de este acuerdo comercial, comienza en 2013 cuando se inician los primeros cuestionamientos a PUMA por supuestos incumplimientos del contrato formalizado en 2010 con la ANFP por US$ 2,3 millones anuales.
 
En 2013, se le hizo ver este hecho a la empresa deportiva y se inició un juicio arbitral que terminó a fines de 2014 cuando PUMA se allanó a conversar para poner término al caso. Fue así como las tratativas finalizaron en abril de 2015, oportunidad en que la empresa deportiva pagó US$ 2 millones a la ANFP.

El contrato con Cisternas Nazar tiene como fecha de autorización el 29 de diciembre de 2014 entre la ANFP e Ingeniería y Servicios CyC, cuyo giro son obras del rubro y “empresas de publicidad”, según da cuenta su perfil de situación tributaria en el SII.

La autorización de firmas, en el acuerdo por “Asesoría de Marketing y otros”, tuvo como partes a Jadue y Jaque, formalizándose en la notaría Juan Facuse de Macul, el 30 del mismo mes.

Básicamente, el contrato de Cisternas Nazar consistía en generar toda la información legal y estratégica para cuestionar los incumplimientos de PUMA, lo que se habría hecho durante todo el período que duró el juicio arbitral. Sólo por este trabajo recibiría US$ 10 mil.
 
Si el caso iba a la justicia civil y la ANFP resultaba vencedora en la “etapa probatoria”, recibiría US$ 70 mil más. Eso, sin contar que accedería a otro 10% de lo que la ANFP recibiera de llegar a una sentencia definitiva.
 
Cisternas Nazar, se comprometía a reuniones semanales y coordinación constante con los abogados de la ANFP, cumplir plazos establecidos, entre otros tópicos. Y dentro de las cláusulas, todos los informes preparados quedarían en manos de la ANFP, toda vez que se agregó la “cláusula de confidencialidad”.
 
Así las cosas, una vez que PUMA y la ANFP llegaron a un acuerdo extrajudicial, el 17 de abril de 2015 Ingeniería y Servicios CyC extendió la factura Nº 54 a la entidad futbolera por US$ 10 mil, que en pesos chilenos sin IVA eran poco más de $ 6,25 millones, la que se pagó sin problemas.
 
Cisternas, el dueño de esta última, sin embargo, giró otro documento tributario el 4 de mayo del mismo año, el Nº 55, y lo “cedió a Tangerine -del prestamista Cassorla – el 10 del mismo mes por $ 43,4 millones. Con ello buscaba cobrar el otro porcentaje, atendido que la ANFP había logrado un final feliz en el litigio extrajudicial con PUMA.
 
La cesión de factura, como se conoce en el mundo del factoring, implica que es el receptor del documento el que está encargado de cobrarlo, recortando un porcentaje acordado con el cliente.
 
Pues bien, la ANFP el 11 de mayo de 2015 devolvió esta última factura vía Chilexpress. En la comunicación adjunta para Cisternas Nazar, se señala que por el contrato con Ingeniería y Servicios CyC sólo correspondían los US$ 10 mil, por lo que fue devuelta, previa firma de la gerencia.
 
Amigos secretos
 
En conversación con este diario, Cisternas reconoció el contrato y el pago. Explicó que durante el último mundial de fútbol en Brasil, los comentarios negativos al contrato de la Selección Chilena con PUMA eran conocidos por todo el mundo.
 
Fue así, indicó, que junto un “grupo de amigos”, decidieron presentar una propuesta a la ANFP, llegando a contactarse con Nibaldo Jaque.
 
Según indicó era su “primera asesoría al fútbol” y asegura que fue bien recibida por Jaque.
 
Al ser consultado quiénes eran los “amigos” que estaban detrás él, en la consultoría a la ANFP, Cisternas Nazar se excusó de mencionarlos. Dicha información, además, no aparece mencionada en el contrato que firmó con la multifutbolera.
 
Cisternas Nazar insistió que entregó regularmente los informes establecidos, realizando todo el trabajo comprometido en el acuerdo entre privados. Aseveró asimismo que recibió conforme los US$ 10 mil, pero que el agregado de poco más de $ 43 millones, no le fue cancelado, atendido a que sólo se desarrolló un litigio extrajudicial y el caso nunca llegó a un tribunal civil.
 
Sin embargo, este empresario aparece también ligado a otra investigación por corrupción con municipios de todo el país, cuyos alcances aún no están determinados e involucra a una compañía asiática de reconocimiento mundial.
 
Azar y luces LED

Los datos con los que hoy cuenta el perseguidor Carlos Gajardo llegaron a sus manos el 19 de febrero, adosados al oficio reservado 706 de 2016, firmado por el fiscal regional Centro Norte, Andrés Montes.
 
Sucede que el 31 de julio del año pasado, Montes ordenó al OS-9 de Carabineros la incautación de la contabilidad y computadoras desde la empresa Tangerine, de propiedad Cassorla.
 
La diligencia mencionada se llevó a cabo en la oficina de este último ubicada en Huérfanos con San Antonio y en enmarca en la indagatoria que sustancia Montes por un millonario caso de lavado de activos, cohecho, soborno y delito tributario en la construcción del edificio EDOC de la USACH, donde está vinculada la multinacional española Isolux por más de $ 9.000 millones.
 
En el caso es investigado Waldo Rojas, el tio de Natalia Compagnón, la nuera de la Presidenta, por fraude impositivo, blanqueo de capitales y soborno, al igual que Cassorla.
 
Pues bien, al revisar los discos duros y los libros contables de Tangerine, en la Centro Norte hallaron los correos de Sabando con Jadue, ligados al caso ANFP y las transferencias de plata.
 
Al encontrarlos, Montes requirió información a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) sobre Deportes Concepción y Fuerza Garra y Corazón, la sociedad detrás del club lila.
 
La SVS a través del oficio reservado 2643 de octubre pasado -firmado por el intendente de Regulación para el Mercado de Valores, Patricio Valenzuela- respondió que para ambas consultas, no existían memorias entre los años 2012 a 2014. Igual situación para el presupuesto anual y capital de funcionamiento. Al mismo tiempo, la autoridad reguladora también informó de cinco sanciones a las sociedades que datan de los años 2012 y 2013.
 
También Montes requirió antecedentes sobre el contrato de Cisternas Nazar con la ANFP y su contabilidad al SII, como también la de Sabando. Todo aquello fue enviado a la Fiscalía Oriente.

Energía lumínica
 
Sin embargo, los datos sobre Cisternas Nazar, se ligan a otro caso, ahora en manos Fiscalía de Delitos de Alta Complejidad Centro Norte, relativo a las millonarias licitaciones de la coreana LG, en distintos municipios a nivel nacional.
 
De acuerdo a un reportaje de Ciper Chile, el ex representante legal José Miguel Lira, habría operado a espaldas de LG para trabajar con una empresa de su propiedad y así generar dineros para su bolsillo, hasta que fue descubierto, querellado y formalizado.
 
En esta indagatoria aparece Cisternas Nazar como un asesor externo dando charlas en distintos municipios sobre los beneficios de las luces LED para el ahorro energético, licitaciones que siempre ganó LG.
 
De acuerdo al comportamiento tributario de Cisternas Nazar en el SII, sólo a la coreana le facturó entre 2012 y 2015 más de $ 1.200 millones.
 
Hasta ahora, Cisternas Nazar no ha sido citado a declarar en el caso, pero es cosa de tiempo.
 
Este diario intentó obtener una versión de Jaque, a través de su abogado Christian Bouchette, quien declinó hacer comentarios, atendido a que existe una investigación en curso.

José Pablo Forteza, patrocinante de Jadue, también se excusó de emitir comentarios para esta nota. Lo mismo ocurrió con Sabando, quien hasta el cierre de esta edición, no respondió a las preguntas de The Clinic Online.