bachelettrabajador

En medio de la conmemoración por un nuevo “Día del trabajador”, marcada por dos marchas en la capital, la Presidenta Michelle Bachelet anunció que el gobierno realizará ajustes a la Reforma Laboral, esto luego de fallo del Tribunal Constitucional que declaró inconstitucional la titularidad sindical, apuntaba por el ejecutivo como el corazón del proyecto.

Se debe “estudiar en detalle el contenido del fallo una vez que se dé a conocer el texto íntegro, sólo conocemos el acuerdo, para decidir los recursos de acción a seguir introduciendo los ajustes a dicho proyecto para que no pierda coherencia interna ni su espíritu de equidad”, dijo la Jefa de Estado al participar en la ceremonia donde se colocó la primera piedra de las obras de modernización del Hospital del Trabajador.

Siempre sobre el fallo del TC que acogió el recurso presentado semanas atrás por la derecha, expresó que el pronunciamiento del organismo “ha puesto en cuestión algunos de sus elementos centrales, como es la titularidad sindical; y ustedes saben, lo he dicho, cuánto lamento que haya ocurrido, creo que debemos seguir adelante, buscando las vías más equilibradas entre trabajadores y empresas porque sin ella no hay desarrollo para ninguna de las partes”.

En el acto, también estuvo presente la ministra del Trabajo, Ximena Rincón, quien en contacto con ADN se refirió a la posibilidad de presentar un veto.

“Es posible, ya sabemos qué partes fueron aceptadas en el requerimiento, en virtud de aquello veremos en qué sentido vetamos y qué veto vamos a presentar, esto no significa que vamos a insistir en la materia que ha rechazado el tribunal, estamos viendo si es necesario reequilibrar el proyecto”.

Desde el lado de los trabajadores, la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa pidió a la Mandataria “avanzar en más y mejores derechos”.

“Tras lo ocurrido en el TC hay que tomar medidas, se trata de construir diálogo social, que con más y mejores sindicatos gane Chile entero”, afirmó.